Una fala para poner buena cara al mal tiempo

Una gala para poner buena cara al mal tiempo

La noche del pasado lunes hubo alfombra roja en el Teatro Coliseum. Se presentaba la gala Catalunya aixeca el teló, en donde se repasaba los principales estrenos de la temporada. Esta gala desde ya hace unos años sirve como pistoletazo de salida para empezar el curso teatral, si bien ya hace unas dos semanas que algunos de los principales teatros de la ciudad ya han presentado sus primeras cartas a la audiencia (y en algunos casos, los  ases de la baraja). Esta velada está preparada por ADETCA, la Associació d’Empreses de Catalunya, quienes entre otras cosas se encargan de recoger y anunciar los resultados de taquilla de la temporada. Los resultados de la temporada pasada fueron anunciados por la mañana para no empañar la fiesta.

Y es que había motivos para que se aguara la fiesta. Este año los teatros de Barcelona han perdido un 21% de espectadores de pago respecto a la temporada anterior (no deja de ser irónico que sea el 21 justamente en el año del decretazo del IVA cultural). Es decir que ha habido una pérdida total de 564.079 espectadores según las cuentas de Daniel Martínez, presidente de ADETCA. La situación no por ser esperada no deja de ser grave, además teniendo en cuenta que el año pasado se había batido un récord de asistencia a los teatros con el 8 % de más en asistencia. Pero a las penas, puñaladas piensa el sector. Así en la misma rueda de prensa, Martínez anunció medidas para reactivar el consumo como el descenso del 25% de las entradas de taquilla. A su lado, estaba el Conseller de Cultura, Ferran Mascarell quien se sumó a la iniciativa y presentó un plan de promoción teatral y de financiación a través de las cápsulas 012 y el programa Escena 18-25 para incentivar el consumo del espectador más joven.

Y al llegar la noche nada de caras largas, algunas de circunstancias, pero bien sonrientes la mayoría. Directores, actores, productores y mucha gente de la farándula se apuntaban a una gala sin brillo y sin ninguna pizca de originalidad. El presentador fue Jordi Ríos, un popular imitador de la televisión. El papel de Ríos debía haber sido el de un presentador con oficio y gracia que debía presentar las propuestas teatrales. Su guión tenía que ir dirigido hacia este objetivo. Pero su historia fue por otro lado. Se pasó la velada comparando el trabajo que hacía él en la tele con el que hacen los actores en el teatro y postulándose para que alguien le tuviera en cuenta. No funcionó.

Suerte hubo en los números musicales, aunque la mayoría fueron en un playback mal disimulado. El primero de ellos fue el del inminente estreno de Sonrisas y lágrimas. También se escuchó la canción inicial de La familia Irreal (uno de los espectáculos más vistos de la pasada temporada) y un mix de canciones de los musicales que llegaran a lo largo de la temporada como Pegados, Germans de sang, Boig per tu o Goodbye Barcelona entre otros. Otros espectáculos que ofrecieron un pequeño adelanto fueron los de The Hole que empiezan ya en el mismo Coliseum. El show de Paco León pinta muy bien a tenor del número que ofrecieron dos equilibristas de esmoquin. Otros que se llevaron los aplausos y las risas de los asistentes fueron sin duda el quinteto de Ron Lala (en el Poliorama con su Siglo de Oro, siglo de ahora) con una original escena del caballero que se enzarza en una absurda discusión con el eco que resuena des del barranco donde se quiere tirar. También tuvieron chispa los Malli Vanilli, dos chicos (salidos del teatro musical también) que se dedican a hacer canciones paródicas sobre la situación política actual. Sea dicho que hasta el momento la crítica había estado ausente, pero con ellos y al ritmo del estribillo Montoro, carinyo, el teatre no funciona se señaló al político que subió el IVA cultural. Su actuación rápida, con buen ritmo se terminó cuando Jose Corbacho desde una pantalla los echó y empezó a entonar el Always look at the bright side of life de los Monty Phyton adaptado al catalán. Detrás de él, formando un vídeo coral,  le siguieron cantando todo de actores pertenecientes a muchas de las obras que se podrán ver esta temporada con el positivo mensaje de Fes-la brillant. Y si por no había quedado claro quiénes serían los protagonistas del teatro, volvieron los Malli Vanilli para volver a nombrar todos estos, mientras reforzaban el mensaje de que esta temporada será genial. ADETCA, los teatros, las instituciones insisten mucho en ello. Habrá que echarles un cable, no?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *