"Razas", de David Mamet, un thriller que es una clase magistral de abogacía - Masteatro

«Razas», de David Mamet, un thriller que es una clase magistral de abogacía

David Mamet estrenó hace un año en Broadway «Razas», y la obra, un «thriller» que es «una clase magistral de abogacía», ha llegado ya a España, una proeza conseguida gracias al «arrojo» del productor y actor Bernabé Rico, asociado con Tony Cantó, y a la solvencia de su trabajo.

Bernabé Rico, Tony Cantó, Emilio Buale y Montse Plá, dirigidos por Juan Carlos Rubio, estrenan hoy en las Naves del Español, en el Matadero de Madrid, esta reflexión de Mamet sobre el sistema judicial norteamericano, en la que usa como «excusa» el racismo para poner en solfa la discriminación positiva.

Rubio, licenciado en Derecho y Arte Dramático y productor teatral con su compañía Tepsis, radicada en Sevilla, convenció el pasado mes de febrero al representante de Mamet de que, a pesar de que el autor norteamericano no es nada proclive a vender los derechos de sus obras, era la persona idónea para llevar a cabo la adaptación al castellano.

«Fue como una gira de Iron Maiden. Actuamos con ‘El pez gordo’ en Torrejón de la Calzada (Madrid) y por la mañana volamos a Nueva York para representarla. Esa noche quedé con el agente de Mamet para ver ‘Razas». Hablamos, me sometió a un ‘tercer grado’ económico y volvimos a España al día siguiente, ya con el acuerdo», explica Rico, actor, productor y autor de la versión de la obra.

Le dio a leer a Cantó la pieza y el actor le dijo «inmediatamente» que quería, no sólo protagonizarla, sino coproducirla con su empresa, Mariatonianos, radicada en Madrid, a los que se ha unido TalyCual Producciones, con sede en Toledo.

«Es un thriller que te atrapa desde la primera página. Es Mamet -el autor americano vivo más representado en el mundo- en estado puro», según Rico, que explica que tienen tan claro que los abogados «se van a sentir aludidos», que los letrados pueden ir los jueves a verla «con un 25% de descuento».

Habla de prejuicios, de la discriminación positiva, que favorece en Estados Unidos a los negros «por encima de los blancos», y pone en evidencia que «cualquier discriminación está mal».

«Yo, como padre separado, puedo acreditarlo», asegura Cantó, que repite con Rico y Rubio, el equipo con el que ha estado representando hasta hace unos días, tras 190 funciones, «El pez gordo».

«Razas», que se estrenó el día 11 en Avilés, pone de manifiesto, según este actor, que los prejuicios «saltan en cuanto te descuidas. Lo bonito es ver cómo a los cuatro personajes les brotan, y es muy complicado darse cuenta de lo que les está pasando».

«La estructura de la Justicia, además, está poseída por cierta arbitrariedad para poder manejarla mejor: no me interesan los hechos, sino de qué manera manipular lo sucedido para que me sea favorable», subraya Cantó.

Juan Carlos Rubio, «un autor que dirige», ha querido alejarse «todo lo posible» del montaje de Broadway y hacerlo menos realista, aunque, asegura, «se entiende perfectamente» la «grandeza» de la función: «Una crítica brutal del sistema judicial, en la que no hay ni buenos ni malos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *