Nieva lleva a escena 'Tórtolas' en Teatro Valle Inclán - Masteatro

Nieva lleva a escena ‘Tórtolas’ en Teatro Valle Inclán

El autor teatral Francisco Nieva ha decidido a sus 85 años llevar a
escena, por primera vez, una de sus obras iniciales, «Tórtolas,
crepúsculo… y telón», a la que ha confesado tenerle «mucho cariño» por
tratarse de «una declaración de principios de lo que es el teatro».

Para
Nieva, que regresa al Centro Dramático Nacional (CDN) para cerrar la
temporada con una obra escrita en 1952, el teatro es «una bella mentira
que dice la verdad», motivo por el cual -ha dicho- «no debe imitar la
naturaleza, que la tenemos enfrente y ya nos da disgustos continuos».

«El
teatro ha de ser el reflejo distorsionado de la vida», ha asegurado hoy
este autor teatral, escenógrafo, director de escena y académico, nacido
en Valdepeñas (Ciudad Real) en 1924, que ha elogiado el elenco de
actores que participarán el próximo 6 de mayo en el estreno de
«Tórtolas, crepúsculo y…telón» en el Teatro Valle-Inclán.

Esperanza
Roy, Beatriz Bergamín, Jeannine Mestre, Manuel de Blas, Fernando
Gallego o Carlos Velasco son sólo algunos de los intérpretes incluidos
en el reparto de una obra cuyo estreno ha elegido el propio Nieva, ya
que, según ha dicho en la presentación, el director del Centro Dramático
Nacional, Gerardo Vera, «prefería otra más moderna y alegre».

«Tórtolas,
crepúsculo y…telón» surgió, según ha contado hoy su creador, como
fruto de su «experiencia vital» en Venecia y de un intento por
deslumbrar a los poetas americanos Gregory Corso y Allen Ginsberg con
una fiesta, aunque finalmente la historia salió mal al producirse en
medio un asesinato, y el resultado del contraste entre la diversión y el
drama fue esta comedia.

Con ella Nieva homenajea a la vanguardia
de los años 60 bajo la trama de una cuarentena -obligada para evitar la
propagación de un virus- en la que una compañía de teatro es secuestrada
en el propio coliseo en el que tiene que actuar, donde sus actores son
sometidos a experimentos con el fin de revolucionar el mundo de la
escena y también el comportamiento del público.

Como todas las
obras que escribió de joven, el autor considera que también «Tórtolas..»
es una comedia «complicada», imposible de llevar a escena en una época
en la que en España, dice, había «mucho miedo», y recuerda que él no
pudo estrenar en su país «hasta que se murió Franco».

También tuvo
hoy palabras de elogio Nieva para José Hernández, encargado de la
escenografía de la obra, cuyo «toque surrealista» -ha dicho- infunde a
la comedia «su sello inconfundible, elegantísimo», y se ha mostrado
convencido de que gustará al público actual por su «aire de perfume un
poco antiguo».

Nieva ha recordado sus años jóvenes, en los que, ha
señalado, era «mucho más atrevido y sinvergüenza», y ha considerado que
ese carácter hizo que su teatro fuese «muy crítico con todo: con la
derecha, con la izquierda y hasta con mi familia», ha añadido.

Entre
los actores presentes, Esperanza Roy («Trapezzia) ha sido la más
expresiva cuando se les ha preguntado qué sintieron al recibir la
propuesta de participar en esta obra: «Nieva es un lujo», ha dicho,
aunque ha precisado que con él «tienes que ser sufridora y a la vez
hacerle sufrir a él».

«Cualquier director tiene claves para
decirte cómo debes interpretar un personaje, pero Nieva no. Él tiene una
imagen, pero no te dice cómo lograrla, aunque, misteriosamente, al
final haces lo que él quiere», ha señalado Roy.

Por su parte,
Beatriz Bergamín ha afirmado que el director «confía tanto en ti que te
regala el personaje, y esa libertad es maravillosa, pero también da
miedo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *