Warning: Declaration of SplitMenuWalker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/customer/www/masteatro.com/public_html/wp-content/themes/wt_chapter/functions.php on line 35
'La sonrisa estrusca' viaja al Teatro Cuyás - Masteatro

‘La sonrisa estrusca’ viaja al Teatro Cuyás

Héctor Alterio y Julieta Serrano viajan al Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria, donde ‘La sonrisa etrusca’ estará en cartel del 20 al 22 de mayo.

Cuando Salvatore Roncone descubre que sufre una enfermedad incurable la vida le da un vuelco. Presionado por su hijo, el viejo Salvatore abandona el pequeño pueblo sureño de Roccasera y se traslada a Milán para ser tratado de la enfermedad. La visita, durante el trayecto, a un museo que contiene una enigmática estatua etrusca inicia un giro sorprendente en la vida de este hombre sencillo. En Milán, la devoción por su nieto, llamado Bruno, y por una mujer, Hortensia, convierten el epílogo de su vida en un tránsito lleno de felicidad y de ternura.

El genial José Luis Sampedro escribió ‘La sonrisa etrusca’ en 1985 como un auténtico manual sobre la vida, el amor y la ternura vistos a través de los ojos de un hombre que vive sus últimos días. El genial Héctor Alterio se mete en la piel de Salvatore Roncone en esta versión teatral de la novela de Sanpedro que llega al Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria los días 20, 21 y 22 de mayo. Una cita teatral de altura que cuenta con un reparto de lujo. Julieta Serrano interpreta a Hortensia, esa mujer que volverá a despertar la llama del amor del viejo calabrés. Nacho Castro, Olga Rodríguez, Israel Frías, Carlos Martínez, Cristina Arranz y Sonia Gómez Silva completan el cartel de una obra que cuenta con la dirección escénica de José Carlos Plaza.

Las entradas están a la venta en las taquillas del Teatro Cuyás, la página web de Cajatique (www.cajatique.com) y a través del teléfono 902 405 504.

Pareja de ases. Julieta Serrano y Héctor Alterio no coincidían en un escenario desde hace más de 20 años. Por aquel entonces hicieron de ‘Largo viaje hacia la noche’ un bombazo de taquilla. En esta ocasión apuestan sobre seguro. ‘La sonrisa etrusca fue uno de los fenómenos editoriales de las últimas décadas del siglo XX y la adaptación realizada por Juan Pablo Heras respeta de manera escrupulosa el libro dando pie a una adaptación que, según la crítica, tiene el ritmo de una producción cinematográfica. La veterana actriz interpreta a Hortensia, “una mujer muy sensible, que ha tenido una vida dura pero que ha aceptado su soledad y ha alcanzado la serenidad, lo que le permite estar abierta a vivir el ahora. Esa es su gran virtud», señaló la Serrano durante la presentación de la obra en la capital de España. “Hortensia descubre la ternura de Bruno dentro de esa apariencia ruda y machista”, apostilla. “Le llevan a curarlo a un ámbito que no le pertenece y ese contraste se refleja en su estado de ánimo”, relica el actor quien añade que el delicado estado de salud le obliga a  “aferrarse a cosas que le mantienen vivo y con las que encuentra complicidades sentimentales”.

‘La sonrisa etrusca’ es, ante todo, un manual sobre el amor, señala José Carlos Plaza, quien resalta la capacidad de Alterio para exprimir hasta la última gota de humanidad de un papel difícil por la enorme carga emocional que arrastra. “El camino hacia la ternura, ese sería otro buen titulo de esta historia o las nuevas posibilidades impredecibles, sorprendentes nunca tardías o el futuro propio en los demás, serían otras imposibles síntesis de esta compleja historia de un alma que José Luis Sampedro nos ofreció hace ya más de veinte años. El carácter de Salvatore, alias Bruno, siempre nos deleita, puede asustarnos un poco, eso sí, quizás porque nos reconozcamos en muchos de sus comportamientos por muy primarios que a primera vista parezcan. Por ejemplo: su rencor infinito a sus enemigos, su fundamentalismo en lo que debe ser, su orgullo indomable, pero hay algo que nos hace admirarle y quererle: su profundísima humanidad. El calor de su pasión nos lo hace cercano aunque lo sintamos equívoco; la ingenuidad de sus planteamientos, su pudor excesivo, su candidez lo vuelve entrañable y sobre todo su enorme capacidad de amar” comenta el director de escena.

Lee nuestra crítica de ‘La sonrisa etrusca’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *