Emilia - Masteatro
Escrita y dirigida por Claudio Tolcachir

Emilia

Los  recuerdos son instantes que se empañan con el tiempo. Cuánto más tiempo, más se parecen  a una mera invención, a una fantasía. Especialmente, cuándo nuestra imaginación es mayor que nuestro raciocinio: en la niñez y cuándo nos enamoramos. A veces, esos recuerdos son los naipes con los que construimos nuestra propia cárcel. Entonces, cualquier brisa, por ligera que sea la desmonta. Emilia recuerda. Emilia es el relato de quien te quiere porque no lo hace quienes deberían hacerlo. Emilia la nodriza. Pero todo el amor de Emilia no puede rescatar a los huérfanos. No se pueden rellenar los espacios que dejan otros porque son como heridas cerradas en falso. Emilia es un recuerdo suspendido en el pasado. Ese momento dónde parece que todo ocurrió de repente.

Una casa dónde los muebles están suspendidos en el aire, dónde no hay cosas salvo una insoportable sensación de levedad y mudanza. En mitad del silencio, comienza la función; aparecen esos personajes que parecen hechos de vapor. A los que el amor no ha tocado nunca y que esperan sin fe que alguien les ame, con la típica desesperanza de aquellos a quienes no se les quiso. Esa pieza que falta es la que convierte a esta función en una ensoñación. La falta de fe convierte a este en un relato irreal.

Es un divagar por la nostalgia de la mano de Claudio Tolcachir. Consigue meternos pronto en la historia y en su particular forma de contar desde la nada. Algo desordenado hay en esta obra y algo de final precipitado. Pero Tolcachir tiene sentido del vacío y no tiene miedo de no entenderlo todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *