El Teatro Real estrena 'Il viaggio a Reims', de Rossini - Masteatro

El Teatro Real estrena ‘Il viaggio a Reims’, de Rossini

El Teatro Real de Madrid acoge de nuevo el ritmo y la armonía de la
obra ‘Il viaggio a Reims’, de Gioachino Rossini, que en esta ocasión
estará representada por una docena de jóvenes cantantes-actores y la
Orquesta Escuela de la Orquesta Sinfónica de Madrid. Esta producción del
Real se representará en seis funciones, que se repartirán entre el
Teatro Real, los días 18 y 21 de abril, y el Auditorio de la Universidad
Carlos III, entre el 25 y el 28 de abril.

‘El viaje a Reims, o
sea El albergue del Lirio de oro’ (‘Il viaggio a Reims ossia L’albergo
del Giglio d’oro’), que se estrenó el 19 de junio de 1825 en el Théatre
Italien de París, es una obra de circunstancias compuesta con motivo de
la solemne coronación en Reims del rey Carlos X de Francia.

Esta
ópera tan sólo se representó tres veces en este teatro, aunque en 1848
se rescató para algunas funciones y seis años más tarde pudo verse en
Viena (Austria). Después no se habló más de esta ópera, y su partitura
se encontró en la Biblioteca de la academia de música de Santa Cecilia
de Roma en el año 1977.

En el año 2004 fue representada en el
Teatro Real y ahora, seis años más tarde, la joven coreana Eun Sun Kim,
ganadora, hace dos años, del Concurso de Dirección Jesús López Cobos, es
la encargada de dirigir a estos jóvenes. Según señaló hoy en la
presentación, ha intentado «hacer música y no sólo cantar bien, para
que, en conjunto, sonara como lo escribió Rossini».

Eun Sun Kim
añadió que, asimismo, trató de disfrutar con estos estudiantes de la
armonía y del ritmo porque «a veces me da pena cuando veo a la gente
joven que sólo trabaja y no hace la música y la disfruta». En este
sentido, destacó que «no sólo hay que tocarlo y trabajarlo bien, sino
disfrutar del resultado». Además, señaló que con la orquesta intentó que
no sólo acompañaran a los cantantes «en el foso oscuro», sino que
buscaran momentos para «disfrutar ellos mismos».

Por su parte, el
maestro de canto, Raúl Giménez subrayó que la música de Rossini es
«armonía y ritmo, estructura armónica». «Cuando trabajas con los jóvenes
generalmente la estructura armónica y el ritmo fallaba en esta obra,
con los mejores cantantes del momento, que cualquier teatro podía pagar.
Y falla porque a veces mediáticamente se contrata un hombre que
conviene, porque es importante. Pero hay que tolerar que a lo mejor no
tengan ritmo o que no se puedan corregir ciertas partes de afinación, y
con los jóvenes se puede, es lo que he intentado hacer», explicó.

Según
señaló, este compositor tiene una «llave» para trabajar eso: «existe
una puerta que abrir y, si más o menos tienes una experiencia y puedes
saber cuál es la puerta, puedes dejar en esa puerta a los jóvenes con
talento para que hagan el camino que hay que hacer», dijo.

«POCA
AUTOESTIMA»

Respecto a la generación actual señaló que «es mejor
que todas las anteriores porque están más preparados, tienen más
velocidad mental, y se encuentran con que en el mundo en los últimos 10 ó
15 años, sobre todo en Europa, han machacado una generación a partir de
los 13 años hasta los 18».

Giménez precisó que «el problema de
los jóvenes es que son brillantes hasta los 8 ó 9 años, pero después se
vuelven tontos, cuando se va la edad del pavo quedan traumados». El
maestro de canto explicó que «entre los 19 y 21 años hay una autoestima
que está muy baja, e intentar hacer artistas así es realmente difícil, y
eso es lo que creo que pasa a los jóvenes de hoy, que tienen poca
autoestima».

En este sentido, indicó que «la educación de la
escuela media está mal enfocada, y en los conservatorios hay algo que
pasa con el ser humano a esa edad, y aunque hay una velocidad mental,
hay un cuerpo que tiene los músculos atrofiados». Giménez insistió en
que «los jóvenes de hoy están rápidos en la mente, pero su cuerpo no
obedece».

FUTURAS PROMESAS

El director de escena de esta
ópera, Emilio Sagi, señaló que «en este reparto hay cuatro o cinco
elementos que van a hacer una gran carrera». «Hay unas cuantas personas
aquí que tienen el teatro en las venas», aseguró. En este sentido
manifestó que «cantar está bien, pero si no eres inteligente no tienes
carrera».

En cuanto a la obra, indicó que «Rossini es un
compositor muy bueno para aprender, pero es muy exigente y a nivel de
técnica vocal es muy complicado», aunque matizó que «esto es importante,
porque un nivel alto exige a la persona que estudie», ya que la
dificultad de Rossini «mantiene la tensión».

Por otro lado, indicó
que la comedia enseña a tener mesura porque «si sobreactúas esto queda
mal, anticuado». Sagi explicó que al hacer comedia hay que aprender a no
pasarse y, además, se da una soltura más grande. En ella, según
insistió, «no puedes tener prejuicios, hay un reto de caradura y de
tener presencia física».

Respecto a Raúl Giménez, señaló que es un
profesor de canto «excepcional», que tiene una gran paciencia y sabe
darles esa elegancia y estilo con el que hay que cantar hoy en día. En
cuanto al trabajo de Eun Sun, señaló que la directora musical tiene
«conocimientos perfectos y elegancia».

Via Europa Press

Puedes descargar la Guia didáctica pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *