El Teatro Fernán Gómez presenta la obra Mucho ruido y pocas nueces - Masteatro

El Teatro Fernán Gómez presenta la obra Mucho ruido y pocas nueces

Desde el 8 de abril hasta el 2 de mayo, el Teatro Fernán Gómez de Madrid acogerá una nueva adaptación de Mucho ruido y pocas nueces, realizada por la compañía Factoría Estival de Arte, bajo la dirección de Ainhoa Amestoy.

Mucho ruido y pocas nueces es la versión de esta compañía en la que toman el texto de Benavente, prácticamente íntegro, y fragmentos del original de Shakespeare. Se introduce al público en el mundo de la magia escénica a través de una doble visión: se verán a los actores desde la perspectiva de la ficción interpretando a sus personajes, y también los veremos salirse del mundo imaginario para hablar desde su condición de actores. La obra se desarrolla en un bucólico jardín próximo al palacio ducal, dos parejas vivirán el juego del amor. Los duques Celia y Octavio, recién casados a través de un matrimonio de conveniencia, tienen respectivamente una amiga y un amigo íntimo, Beatriz y Benedicto, a los que adoran y necesitan. Son sus “favoritos”. Estos favoritos, rechazan aparentemente las relaciones amorosas, y sus fuertes personalidades y hábiles inteligencias, hacen que se rechacen brutalmente entre ellos, aunque también exista una tremenda atracción –va a convencer a cada uno de que el otro está perdidamente enamorado de su supuesto enemigo-. Ante esa situación, la duquesa decide embaucarles en un engaño para lograr que terminen amándose. Ese será el juego central de esta representación.

Factoría Estival de Arte ha cumplido cinco años de vida como productora teatral. Durante este tiempo ha centrado su trabajo prioritariamente en la adaptación de textos clásicos de todo tipo de géneros literarios y su revisión desde nuestra contemporaneidad. La compañía comienza su andadura centrándose en las mujeres del Quijote de Cervantes (Quijote. Femenino. Plural. Sanchica, Princesa de Barataria), continúa centrándose en la Odisea homérica (soy Ulises, estoy llegando), han investigado en torno a la improvisación de textos clásicos (Improclásicos). El pasado año y para Escena Contemporánea trabajaron alrededor de la visión que Pier Paolo Pasolini planteó del texto áureo La vida es sueño (Calderón).

Mucho ruido y pocas nueces es un espectáculo apto para espectadores de 10 años en adelante que se convierte en un juguete, de poco más de una hora y diez minutos de duración, divertido, dinámico, meticuloso y tierno, tanto por lo que ilustra el maravilloso y deliciosamente intrincado juego verbal, que propone Jacinto Benavente, como por los adorables personajes que se presentan –con un elenco francamente consistente- y la viva puesta en escena que se plantea, con música en directo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *