El caballero de Olmedo

El caballero de Olmedo

Los angloparlantes están locos por Shakespeare. Es normal porque Shakespeare es un genio. No es aquí el uso del presente indicativo un descuido. El desarrollo del teatro en aquellos allás, va de la mano de hacer y hacer durante siglos a Shakespeare. Si quieres aprender a hacer algo en el teatro, lo aprendes haciendo Shakespeare. Hasta el punto de que decir que no te gusta Shakespeare es cuando no de mal gusto, un problema y aparecen, entonces, un montón de compañías tratando de devolver Shakespeare a su legítimo dueño que es el público. Aparece Pacino haciendo un documental para intentar explicar sólo una obra. Este pobre hombre con lo que sabe de interpretación se vuelve loco buscando un modo de actuar Shakespeare para que se entienda.  En estas intentos mi favorito siempre ha sido Branagh más que Spacey, Olivier o Brando y luego está Judi Dench, que no lo intenta, lo hace.

Los hispanohablantes no estamos locos por Lope, no es que esté encerrado en un par de párrafos de libros de texto, pero casi. Creo que todos tendemos a pensar que no lo vamos a entender. Porque es antiguo, porque es un clásico. No sólo se entienden; es que son obras que nos ayudan a entendernos mejor. Pero hay que hacerlas con sencillez y con verdad. Porque esas son cualidades que siempre pueden guiar a actores, directores y adaptadores de clásicos a conectar al público con la obra que representan.  Quizá no sea el público que no entiende de celos, de envidias, de amor, de vanidad… Quizá no sea que el público no entienda a los clásicos, a lo mejor es la otra parte que no se conecta con el público.

Hablando de intentos, para tomar notas son los de José Manuel Seda y Enrique Arce en sus respectivos Don Rodrigo y Tello. Dos actores que no se limitan a “decir verso”, son actores que llevan la acción de sus personajes y transmiten sus emociones.

Por último, si les da miedo no entender a los clásicos, entenderán este Caballero de Olmedo, adaptador y director se han ocupado de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *