Crítica de "Sota teràpia" - Masteatro
Sota teràpia

Crítica de «Sota teràpia»

Parece propio de chiste que en una comedia escrita por un argentino, dirigida por otro argentino y situada en una consulta de psicólogo no haya ningún terapeuta del país del tango y el dulce de leche. Y es que, tópicos aparte, Sota Teràpia (Bajo Terapia) nos presenta a tres parejas muy distintas que, siguiendo las consignas que la especialista les ha dejado preparadas, deben auto-analizarse en una sesión en grupo nada convencional.

Los actores de la versión catalana –en Madrid se representa actualmente el mismo montaje con otras caras- se desenvuelven a ritmo ágil y de forma correcta. Del mismo modo, la vistosa aunque convencional escenografía cumple su función convenientemente.

Sin perder el tono cómico, el texto se introduce en las partes más oscuras de los personajes llegando a tratar temas tan serios como la ludopatía, el alcoholismo y el maltrato. Nunca he creído que el grito sea una buena forma humorística, y es cierto que al montaje dirigido por Daniel Veronese le sobran algunos decibelios. La broma fácil parece de entrada que roza la frivolidad. Sin embargo, todo tiene un porqué, y vale la pena esperar a la resolución de la trama para entender el verdadero mensaje de la pieza.

Precisamente la intriga de toda la situación es el gran atractivo del texto de Matias del Federico. Del mismo modo que ocurría con comedias del estilo como Toc Toc o El método Grönholm, la acción se lleva a cabo sin que tengamos idea de a dónde nos lleva. Y al igual que ocurre con las citadas, Sota Terapia trae sorpresa. Cuando llega el momento, las carcajadas del público enmudecen y dejan paso a una explicación que le da sentido a todo lo ocurrido.

El montaje acaba siendo pues un entretenimiento agridulce que, por el contraste que crea en los últimos cinco minutos, hace que salgamos de teatro pensativos y con ganas de debate. Repasar todo lo visto y dotarle del sentido necesario será el paso inmediatamente posterior. Y, haciéndolo, descubriremos la crudeza de algunos de los problemas más cercanos y a la vez invisibles de nuestra sociedad.

Sota Teràpia de Matías del Federico

Dirigida por Daniel Veronese

Interpretada por Francesc Ferrer, Marina Gatell, Cristina Plazas, Miquel Sitjar, Andrés Herrera y Meritxell Huertas

Hasta el 18 de diciembre en el Teatre Borràs

 

2 comments

  1. ALBERTO

    Me gustaría saber que opina el Colegio de Psicólogos y hasta donde alcanza la farsa. ¿Hay algún profesional que quiera identificarse como la ausente Antonia?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *