Sensible de Juan Carlos Rubio danza en el teatro

Crítica de ‘Sensible’ de Juan Carlos Rubio

Tras su estreno, el pasado Septiembre, tenemos el honor de recibir a este gran equipo técnico y artístico, que dan forma al espectáculo Sensible de Juan Carlos Rubio (aclamado director). Rubio trae su nueva obra al Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria.

Espectadores ávidos de ver a la maga de la interpretación Kiti Manver. Una actriz que ya deslumbró al gran público con su interpretación en 1982 como hijastra en “Seis personajes en busca de autor”. Sin duda ha sido el gran acierto de Juan Carlos Rubio, poner a Manver como actriz de esta pieza. Un texto, que habla de temas muy trillados, no hubiese dado nada a la audiencia, sino es por el maravilloso dominio del arte de la interpretación que tiene nuestra actriz. Su cuerpo, su voz, su respiración, su fuerza, todo cambia a lo largo de la pieza. ¡Grandosa intérprete!

Una puesta en escena donde Curt Allen Wilmer construye una escenografía casi operística: Plataforma circular motorizada, alrededor de la cual se yergue un armario inmenso semilunar, de grandes puertas y tras las que se ocultan los espejos. También hay dos espacios más, en proscenio, uno a la izquierda para la enamorada Constance y otro a la derecha para su sombra, el bailarín Chevi Muraday, que encarna a un amante no correspondido por ella.

Juanjo Llorens diseña un espacio lumínico que funciona con vida propia. Su uso de la iluminación es magistral. No sólo hace visible lo invisible en el teatro, sino que alarga, estrecha, engrandece y da una nueva dimensión a todo lo que ocurre sobre el escenario. Para eso también el peine está techado.

Verdaderamente se consigue hacer un espectáculo plásticamente perfecto y con un baile entre la interpretación, danza, música, luz, escenografía y vestuario, que se convierte en una segunda piel.

Y para no dilatarnos más, mencionar la fabulosa composición musical llevada a cabo por el aclamado pianista Julio Awad. Un personaje más en la pieza, maravilloso, sutil, tremendo y vibrante que no dejará al espectador impasible.

Duración: una hora con quince minutos

Para ver la gira de Sensible consultar aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *