Crítica de La caiguda de l'H - Masteatro
lacaigudadel'h

Crítica de La caiguda de l’H

En el 2007 en el Temporada Alta Jordi Oriol presentó La caiguda d’Amlet. Nueve años después esta peculiar propuesta basada libremente sobre el clásico de Shakespeare ha mutado, hasta el nombre es distinto, La caiguda de l’H. En medio, un viaje que el propio Oriol ha ido haciendo con la obra a cuestas y en el cual ahora se deja acompañar por tres músicos que ponen banda sonora en vivo a su juego de palabras. Este periplo interminable recala ahora en una terraza de un piso del Gótico. Es uno de los espectáculos seleccionados del Terrats en cultura, ese ciclo cultural que se desarrolla durante siete meses en azoteas barceloninas.

El propio Oriol, y con su compañía IndiGest, decía después de la obra que su fijación en el teatro no es tanto en el qué se explica – total, Aristóteles dijo que hay siete tipos de narraciones según palabras del autor/actor- sino en el cómo. Por eso sus obras siempre juegan con la manera de expresar, a través de la forma en que se muestran y sobre todo en la manera de decirlas. Otra vez, y más que nunca, este monólogo da valor a la palabra por encima de todo, pero no sólo por el contenido de la palabra sino también por el conteniente, la sonoridad de ésta, su forma. La caiguda de l’H es un juego lingüístico. El mensaje, el significado total de la obra se configura por la suma de las palabras dichas y por su forma de expresarlas. Cada palabra transmite una idea, pero al mismo tiempo conviven con otro sentido. Este juego mantiene al espectador alerta a todo lo que dice el actor, pero dificulta el trabajo de comprensión global del texto al no disponer de un empaque narrativo. Por eso uno no debe buscar los anclajes con la historia de Hamlet (haberlos haylos) sino dejarse llevar por la interpretación de Jordi Oriol, de sus palabras y captar todos los significados que tienen en sí mismas y que dentro de la frase, luego en el párrafo y finalmente en el texto global terminan hablando de un personaje (¿Hamlet? ¿Jean Baptiste Clamence, protagonista de La caída de Camus?) existencialista, perturbado y que está en eterna caída, en un eterno retorno, un bucle infinito que el propio autor se encarga de escenificar con la repetición de gran parte del texto. Cabe decir que un servidor esperaba una conexión más directa y nítida con la obra de Shakespeare y aunque si se entiende que el propio Hamlet era un personaje tan lúcido como perturbador y que vivía instalado en un monólogo perenne, podía haber más referencias a la propia historia. Pero esta es la perversión de Jordi Oriol, la interpretación del clásico en sus propias coordenadas dramatúrgicas.

El juego de las palabras, ahora con la incorporación de los músicos (ayer sólo pudieron estar dos de ellos, Jordi Santanach y Oriol Roca), es más divertido y dinámico, pues refuerzan la interpretación de las palabras y sus mensajes con referencias musicales que van de Star Wars a Cantando bajo la lluvia entre otras. Sí que se echa de menos más movimiento a través del espacio escénico del que disponía, y eso que se mueve e interactúa con el público de manera muy directa. La posibilidad de actuar en una azotea, que a la vez se comunica con otras azoteas, es única y da la sensación de que se hubiese podido jugar más. Aunque, claro, a lo mejor se podría incurrir en la invasión de otro espacio privado. Temas legales, temas de organización. Y precisamente hablando de los organizadores, la asociación cultural de Coincidencies, hay que aplaudirlos por su iniciativa, amabilidad y atención (con servicio de bebidas y algo para picar). Es un gozo salir de la oscuridad de la sala, subirse a una azotea para que el aire del atardecer te despeje y disfrutar de un espectáculo de proximidad que te haga jugar con un clásico de una manera tan original como lo provoca Jordi Oriol.

La caiguda de l’H de Jordi Oriol

Dirigida por Xavier Albertí.

Interpretada por Jordi Oriol, con acompañamiento de los músicos Jordi Santanach y Oriol Roca.

Monólogo/juego lingüístico sobre Hamlet.

En una terraza del Gótico barcelonés el 10 y 11 de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *