Warning: Declaration of SplitMenuWalker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/customer/www/masteatro.com/public_html/wp-content/themes/wt_chapter/functions.php on line 35
Crítica de Trau - Masteatro

Crítica de Trau

Guillem Albà y su compañía capturan el tiempo, nuestro tiempo y nos capturan a nosotros mismos para introducirnos en un mundo  a medio camino entre la fantasía y la realidad. El tiempo. Sobre este concepto elaboran una fábula perversa, divertida, con dosis de ternura, y con un final sorprendente, duro, pero con el cual si se escarba se puede sacar sus múltiples interpretaciones.  El espectáculo es Trau y recala a en el Lliure de Gràcia todos los martes de febrero.

Ya nos avisa el actor Blai Rodríguez des de un principio, vamos a ceder 65 minutos de los 50 millones de minutos que destinamos a nuestra vida a escuchar la historia de un personaje extraño, huraño, cuya vida la dedica a almacenar recuerdos inacabados.  Así nos presenta un hombre con la cabeza como un cono que se resiste a caer dormido por miedo a que alguien le robe sus recuerdos. Así en distintos pasajes de la obra nos muestra el hombre dentro de su máquina proyectando sus recuerdos, una fiesta de cumpleaños, una celebración de fin de año, el final de una película como Casablanca,… pero todos inacabados, paralizados con una linterna de leds, un objeto que absorbe el momento para meterlo en un saco y colgarlo del techo. Pero en medio se nos presenta un nuevo personaje (Blai Rodríguez con bombachos y nariz de pallaso), el único amigo que el hombre tiene y que por lo visto no desea tener. No es un hombre que busque amistades, todas las ha perdido o las ha almacenado. Pero este inoportuno personaje le replanteará toda su vida cuando le reproche su maltrato, su falta de empatía y sociabilidad. La historia, así, nos habla de la amistad y del uso del tiempo, de las vivencias que vivimos en compañía. Y lo hace a través de un personaje entrañable, un clown triste y con traumas, pero con un poso de maldad cuyos actos se reflejan en el individualismo que corroe nuestras vidas.

Estamos frente un espectáculo que conjuga la poesía, el espíritu clown, el teatro de objetos, de marionetas y de sombras chinas. Todo está medido al dedillo, todos los cachivaches, las coreografías, las luces y el sonido (fantástica composición musical de Anna Roig). El espacio escénico va mutando con la ayuda de dos técnicos. Sus momentos más brillantes están en las recreaciones del negro futuro del amigo mediante sombras y del pasado del protagonista, guardado en el pañuelo de los llantos que se estira hasta formarse una tela negra, por donde deambulan sus recuerdos más tristes mediante muñecos de distintos tamaños. Momentos de gran belleza plástica, donde la narración poética se ensombrece.

Aunque la vendan para todos los públicos y apta para niños a partir de 9 años, hay que decir que no es una historia amable, y que la siniestralidad del protagonista y su consecución pueda asustar a más de un infante. Pero el espectáculo es bello, de factura artesanal y con unas actuaciones clown ejemplares.

Trau  de Companyia Guillem Albà

Dirigido por Guillem Albà.

Interpretado por Guillem Albà y Blai Rodríguez.

Espectáculo clown y de teatro de objetos.

Todos los martes de febrero en el Teatre Lliure de Gràcia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.