Critica de 'Tick, tick, boom' - Masteatro

Critica de ‘Tick, tick, boom’

La compañía Tela Katola se mete en la piel de Jon, Susan y Michael, protagonista de este musical con carácter autobiográfico de Jonathan Larson, escrito tras su experiencia por los desengaños sufridos en su labor como escritor de musicales.

La obra está ambienta en Nueva York y comienza con un incesante sonido que da parte del nombre a la obra: tick tick tick….

Jon está a punto de cumplir los 30 años y aun no ha hecho nada importante: No ha conseguido escribir ningún musical de éxito. Jon nos trasmite perfectamente, entre matices de comedia y drama, la ansiedad por la que está pasando.

Su amigo Michael, ya se dio por vencido de ser actor y ha dejado la tablas del escenario por el traje y la corbata. Una decisión que le ha permitido comprarse un piso y un flamante BMW al que Jon no quita ojo. Y Susan, su novia ya está reclamando un cambio y que el protagonista no termina de escuchar.

Buenas voces aunado con un gran talento hacen una obra especial, junto con un espacio acogedor y familiar como es la Sala 2 Del Teatro Nuevo Alcalá. En todo momento los actores saben trasmitir a través de sus personajes, las emociones por las que están pasando.

Una banda de música, ataviada al más puro estilo de los Blues Brothers, ambienta este musical rock. Y no hay que desmerecer la sencilla escenografía, formada por una serie de cajas que con gran imaginación se transforman en un coche, un piano y hasta en los diferentes escenarios donde transcurre el texto, destacando el uso de retroproyector.

Tick, Tick, boom
Autor: Jonathan Larson
Compañía: Tela Katola
Director: Pablo Muñoz-Chápuli
Reparto: Jorge Gonzalo, David Tortosa y Laura Castrillón

1 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *