Crítica de Tan bonica aquesta nit - Masteatro
tan bonica aquesta nit

Crítica de Tan bonica aquesta nit

En una habitación rectangular, de blanco inmaculado, des de un escenario pequeño, saludan con la mano a los espectadores Marc Vilavella (cantante) y Marc Sambola (guitarrista). Cándidos y amables, empiezan el concierto con la canción que da nombre al espectáculo, Tan bonica aquesta nit, una versión cantada por lo dos de The way you look tonight  del musical Swing Time. Es el primer tema de trece que interpretaran en un divertido e intenso homenaje a la historia de los musicales. Esos dos chicos son fundadores de la compañía La Barni Teatre, con la cual han creado ya tres espectáculos musicales, Ojos Verdes. Miguel de Molina In Memoriam, El projecte dels Bojos y Le llaman Copla. Ahora los dos fundadores han querido hacer un pequeño alto en el camino, y ofrecer este íntimo repaso a los musicales que forman parte de sus filias en La Seca-Espai Brossa.

Junto con los dos intérpretes se asocia Xavi Casan quien se encarga de la selección de las canciones y de la dirección escénica. Éste decide hacer un repaso del teatro musical americano des de sus orígenes con canciones de autores como Hammerstein II, Cole Porter o Rodgers, pasdando por Sondheim, Schwarz y Hermann y terminando con Larson, Lippa o Parker, López y Stone. Ocho décadas de canciones  que narran historias cuotidianas convenientemente adaptadas por Jordi Galcerán o David Pintó entre otros.

El espectáculo remite a los café- teatro de antaño y hasta se hubiese agradecido una puesta en escena y hasta una decoración de la sala que llevara al espectador a estos lugares. Pero la apuesta es por la sencillez, por la interpretación pura y dura, sin ningún complemento. Así asistimos a un concierto donde Marc Vilavella ofrece sus mejores dotes vocales e interpretativas des del espacio reducido de la tarima. Seduce sin mucho movimiento, pero comunicando des de su expresión facial, su mirada y sus movimientos corporales todas las sensaciones que requiere cada canción. Empieza tierno, enamorado y inocente en canciones como Dia i nit, Au, Fem-ho o El meu refugi dalt del cel. Sigue más irónico y oscuro en Soliloqui y Cony, Capità Kurke. Y si vuelve más cabaretero, perverso y hasta malvado en La Cage aux Folles,  Jo sóc el que sóc y El rei de la festa. Las versiones de las canciones, aunque la mayoría mantienen su tono original, se liberan de grandes orquestaciones y adquieren este matiz más cercano que Sambola logra como si estuviéramos en el campo alrededor de una hoguera. Pero Vilavella  transmite toda la fuerza e intensidad que adquieren originalmente las composiciones, sea des de los escalados a los agudos como en El meu refugi dalt del cel o en la extrema delicadeza que imprime con un hilo de voz de Jo et cuidaré (piel de gallina para esta fantástica adaptación de I’ll Cover You de Rent).

Una guitarra, una voz y ocho décadas de musicales que resuenan en nuestro oídos a un palmo de sus intérpretes, el tándem Vilavella-Sambola. Un espectáculo que prescinde de épica a favor de la íntima intensidad.

 

Tan bonica aquesta nit, de La Barni Teatre.

Dirección.: Xavi Casán.

Intérpretes: Marc Vilavella y Marc Sambola.

Musical de pequeño formato.

Hasta el 6 de julio en La Seca-Espai Brossa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *