Crítica de 'Soap! the Show' - Masteatro
soaptheshow

Crítica de ‘Soap! the Show’

El circo es el arte del espectáculo total, donde el público se siente más sorprendido, anonadado y hasta empequeñecido. En un buen espectáculo de circo se fusiona la música i la magia, pero una magia ligada a lo físicamente imposible, a lo sobrehumano. Y se mide la calidad del espectáculo no por los aplausos recogidos sino por cuantas bocas se mantienen abiertas y por cuanto tiempo. Y en Soap cuesta mantener la boca cerrada. Esta producción alemana recala en el Poliorama hasta el 26 de mayo, todo un privilegio para los amantes de los espectáculos que cruzan la línea de lo imposible.

¿Qué es Soap? Un espectáculo circense ubicado en un ficticio cuarto de baño con  seis bañeras des de donde se alternan los distintos números de los acróbatas, malabaristas, trapecistas y otros virtuosos. La idea en sí ya llama la atención. ¿Qué carajo pintan estas bañeras? ¿Qué nos pueden mostrar estos artistas venidos de todos los confines del mundo dentro de unas bañeras? ¿No están limitando el espacio demasiado? Nada de eso, sino todo lo contrario. Una vez terminado todo y reflexionar aún sentado en mi butaca aún me sorprendo de que Markus Pabst y Maximillian Rambaek hayan tenido esa supuesta estrambótica idea para acabar formando un show único en un espacio de posibilidades infinitas.

En Soap el ritmo está medido, no decae en ningún momento gracias a la combinación de los números y al humor que destila cada uno de ellos. Para las risas están todo el elenco pero especialmente la maestra de ceremonias, la fantástica clown canadiense Marie-Andrée Lemaire que des de que asoma su cabecita por el escenario lleva todo el show a su terreno, interactuando con sus compañeros, con el público, bailando y protagonizando una serie de gags divertidos y entrañables.

Pero Lemaire comparte su tarea de maestra de ceremonias con la soprano Patricia Holtzmann, provinente de Missouri, Estados Unidos, con una voz prodigiosa con la que canta de modo operístico piezas de ópera y canciones más actuales. Pero sobretodo se luce con una canción que actúa como leitmotiv de todo el show, La playa estaba desierta, es decir María Isabel de Los Payos, quien la soprano versiona entonándola como si fuera Let it be, Para Elisa o otras muchas canciones populares. De hecho la popular canción ya suena justo antes de que se corra el velo del escenario como premonición de lo que vendrá. Así pues, magnífica Holtzmann en su interpretación lírica y magnífica la idea de las adaptaciones.

El resto del equipo que sale al escenario es magnífico, puros talentos en sus artes. Tanto el malabarista Adem Endris con sus pelotitas que rebotan y se multiplican sin perderlas de vista ni un segundo, como la chica pelirroja Viktoria Grimmy que luce por su belleza, sus números de contorsionista y por su virtuosismo en las sedas aéreas. Por allí también destaca Michael Lanphear, un rubio guaperas que monta su papel de chulo piscinas con un cuerpo de puro músculo y que se destapa con unas cabriolas de vértigo a las correas. También se une a ellos la antipodista Ludmila Nikolaeva quien también se mueve como pez en el agua en las bañeras haciendo equilibrismos con los pies.

En este espectáculo también cabe el engaño y la sorpresa. Al principio con la clown en su salsa, ésta decide hacer subir un chico alto y guapo al escenario simplemente para utilizarlo para hacer una broma al público e ir mojando a las primeras filas con un surtidor (avisados están para ir preparados con capelinas). Este señor con cara de circunstancias, de estar pasando un mal rato expuesto a tantas miradas, se queda un rato en el escenario sentado, hasta que la clown después de ver que se desata un poco al intentar unirse a unos pasos de baile le convida a irse. Pues dos o tres números más tarde, el mismo hombre vuelve a parecer en el escenario sin sus pantalones lisos ni su americana elegante, sino con un atuendo más cómodo y deportivo, el ideal para que de golpe y porrazo, sin aún asimilar su retorno, se sube al trapecio y deleita a todo el mundo con un número brutal. El arte del engaño, como si fuera una ilusión que alguien del público pudiera tener la osadía de hacer esto y hacerlo tan bien. Pero sólo era el canadiense François Gravel.

Pero por encima de todo hay que destacar el trabajo del benjamín del grupo, el canadiense argentino Fernando Dudka, equilibrista y dotado de un aguante, una verticalidad, una fuerza y una concentración brutal. Aún recuerdo el sonido del silencio al estar expectantes cuando el equilibrista se mantiene absolutamente recto con todo el cuerpo apoyado en dos manos sujetas a dos pastillas de jabón en el bordillo de la bañera. Y todo eso mojado entero después de meterse como delfín en la bañera llena de agua, un fenómeno absoluto. Pura belleza en su ejecución.

Y por último, como lo primero, el humor, humor blanco pero con más de una broma más subidita de tono (el número del Lago de los cisnes y sus traseros descubiertos). El humor vertebra el espectáculo des de la sonrisa de cada uno de los artistas que concentrados siguen sus rutinas hasta los números de intermedio protagonizados por la clown y aderezados por el chorro de voz de la soprano.

Simplemente conmovedor, con la boca abierta y con la música (magnífica banda sonora a base de Tool, Mika o clásicos de la música clásica) en los labios, cantando aún con los ojos entornados aquello de chiri bi ri bi, pompompompom, chiri bi ri bi, pompompompom. Y ahora el trabajo será el de ver la bañera y no tirarse de cabeza. Ya lo dice la promoción, nunca pensarás en el cuarto de baño de la misma manera.

SOAP de Markus Pabst y Maximillian Rambaek
Con Fernando Dudka, Adem Endris, Marie-Andrée Lemaire, Patricia Holtzmann, Ludmila Nikolaeva, Michael Lanphear, François Gravel y Viktoria Grimmy.

Escenografía de Daniele Drony

1 comment

  1. Omar

    Me encanto esta puesta en escena, es magnifica, muy sensual y divertida, sin dejar de lado el arte. ¡Muy recomendable! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *