Crítica de 'Que nadie se mueva' - Masteatro

Crítica de ‘Que nadie se mueva’

que-nadie-se-mueva
Que nadie se mueva
 se presenta estos días en el teatro Galileo con ganas de no dejar impasible a ningún espectador. En la obra se derrocha un gran despliegue de recursos para que nadie se quede indiferente, ni quieto, en su butaca.

Sin duda una buen opción para acudir a pasar un buen rato.

Esteban Roel (galardonado con más de veinte premios por el cortometraje titulado “036”) y Jon Plazaola son los creadores de esta historia, en la que se muestra una peculiar puesta en escena. Y en la que cuatro integrantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado tienen que investigar la escena de un crimen en la que se haya un misterioso cadáver: teniendo que hacer gala de todas sus cualidades, que no son muchas, para tratar de resolver el misterioso asesinato.

Un Policía Nacional poco experimentado (Sergio Lombardía), un Mosso d´Esquadra (Carles Cuevas) y un Ertzaina (Jon Hernández) genuinamente caracterizados y muy independentistas, acompañados, como no, de una Guardia Civil con mucho carácter (MaríaRayo), largas piernas y poca ropa: pegan un desternillante repaso a la situación que atraviesa España, haciendo también una pasada por la historia más reciente. Poniendo también de manifiesto problemas y estereotipos, de cada una de las autonomías, que se representan mediante graciosas escenas. Y dejando, muy de manifiesto, a través de situaciones concretas (y probablemente familiares para muchos), los problemas de coordinación y enemistad que dentro del propio Estado existen entre todas las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Agitando todo este mejunje tenemos el lío más que asegurado y la carcajada más que servida.

1 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *