Crítica de 'Planeta Gómez Kaminsky' - Masteatro
Planeta Gómez Kaminsky

Crítica de ‘Planeta Gómez Kaminsky’

Planeta Gómez Kaminsky

Para los y las que, como yo, no conocíamos a Andrea Ros, esta cita en el teatro Garaje Lumiere ha resultado ser un verdadero descubrimiento. Esta chica es asombrosa. Esa es la palabra que mejor la define y su interpretación en “Planeta Gómez Kaminsky” es un auténtico regalo para los sentidos.

Daniela Kaminsky Gómez es su otro yo, una joven inusual e inocente, pero tremendamente lista y espabilada, con sus 20 años y su aire de Lolita teatral enamora desde el primer instante al público.

No necesita más que el escenario, que siempre es el mismo y  lo domina a la perfección. La misma habitación. El mismo piso. La misma ciudad. El mismo país. La misma gente. Todo ello podría llevar a uno a enloquecer pero a ella, lejos de limitarla, le permite sentirse diferente. Aunque todos estos detalles resultan muy sugerentes, todo se vuelve oscuro cuando Daniela pronuncia estas palabras: mañana morirá en un accidente de coche.

“Planeta Gomez Kaminsky” pasa a convertirse así en la historia de su último día en el mundo. Y en ese tiempo de agonía ella demuestra con una serenidad salvaje que todos sus recuerdos y visiones sobre ese mundo no tienen nada que ver con su verdadera personalidad, porque al fin y al cabo, del mundo actual, no se siente parte completamente.

Así, pasa a relatar desde sus inicios en el colegio, donde intentó y no consiguió encajar, sus amistades, familiares y vecinas. Todas las personas que le acompañaron en su corto, extraño e intenso paso por nuestro planeta, no el suyo.

Un lugar donde se une la comedia y el drama en lo que es un claro reflejo de su mente, de una chica que tomó la decisión de ser inusual y de su forma de ver el mundo.

Al mando, Álvaro Aránguez que dirige aquí su segunda obra como autor y director de este asombroso viaje a los recuerdos. Un excepcional ejercicio para dejar de ser nosotros mismos por un momento. Gran historia y puesta en escena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *