Warning: Declaration of SplitMenuWalker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/customer/www/masteatro.com/public_html/wp-content/themes/wt_chapter/functions.php on line 35
Crítica de 'Perras Urbanas' - Masteatro
Perras Urbanas

Crítica de ‘Perras Urbanas’

Perras Urbanas

Todo apuntaba a que fuera una obra original, diferente y divertida. «Perras urbanas» dirigida por Robinson Cecilio se estrenó el 31/07/2012 en Versus Teatre prometiendo ser un espectáculo experimental que mezclaba improvisación, audiovisuales y teatro en estado puro.

«Perras urbanas» cuenta la historia de cuatro compañeras de trabajo, y grandes amigas, que se reúnen en una habitación justo antes de partir al que será su último trabajo como azafatas de vuelo. Durante la reunión, los personajes van apareciendo y es así como conocemos a Julia (Daniela Jacques) y Clarita (Adriana Felto) en un primer momento y, más tarde, aparece Valeria (Sandra Gagglioli) y Penélope (Montserrat Lozano). Las cuatro actrices nos adentran en una conversación natural y espontánea entre un grupo de amigas, charla en la que salen temas banales como el sexo y los filtreos de una o temas más profundos como los malos tratos y duros recuerdos de la infancia.

Este clima apacible se ve interrumpido cuando empiezan a tratar sobre el tema que realmente las une y que dista mucho de su trabajo como azafatas de vuelo. Algo sorprendente e inesperado consigue que la idea inicial que el espectador se ha hecho sobre el grupo de chicas, cambie completamente al descubrir un lado oscuro y malvado.

La idea de la obra está bien planteada. Además, si sumamos el hecho de que las actrices no se ciñen a un guión cerrado y durante la representación dan cabida a intervenciones improvisadas, la obra gana valor creativo. Sin embargo, «Perras urbanas» se queda en el intento.

La presentación de los personajes, de las relaciones entre ellas y de sus miedos y deseos es muy extensa y hace que el espectador se distraiga y pierda el interés desde el inicio. Más de media hora están las cuatro actrices sentadas alrededor de una mesa hablando de temas dispares que sirven para presentarnos a los personajes que encarnan; contando que la totalidad de la obra no llega a la hora de duración, esta presentación es demasiado extensa e innecesaria. Los conflictos que se muestran de cada personaje sólo se presentan, no se desarrollan durante el resto de la obra, así que el espectador termina por preguntarse ¿para qué tanta profundidad si después no lleva a nada?

Tras esta extensa presentación, la acción de la trama se desarrolla muy rápidamente. En cuestión de pocos minutos, el espectador asiste a un giro dramático en el que las protagonistas no son lo que parecían. Además, el nudo de la obra, en lugar de desarrollarse en el escenario, ocurre en un vídeo que proyectan en la pared; grabación que no dura más de 5 minutos. Las actrices vuelven a escena y, en menos de 3 minutos, termina el espectáculo. La rapidez resolutiva de la trama es contraria al inicio denso y extenso de presentación de personajes.

En definitiva, «Perras urbanas» es un proyecto experimental con buenas intenciones pero que todavía está muy verde. Falta más energía a nivel interpretativo, falta equilibrio en la estructura narrativa y sobra tanta conversación vacía. De todos modos, desde aquí animo al equipo a seguir trabajando pues la idea es muy buena y puede salir algo realmente interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *