Crítica de 'Marta tiene un marcapasos'

Crítica de ‘Marta tiene un marcapasos’

Los Hombres G ya tienen su propio musical ‘Marta tiene un marcapasos’. A las puertas del frio invierno nos trae la calidez de la Playa a la plena Gran Vía Madrileña y para más señas el Teatro Compaq Gran Vía donde se podrá vivir el verano.

Para los que nos hemos criado en los años 80,  hemos crecido con las canciones de este mítico grupo a mitad camino entre lo rebelde y lo sentimental y ahora revivimos aquellos años con este completo y bien construido musical. Un gran trabajo en todos los sentidos y una excelente puesta en escena donde parece que las canciones se escribieron para el musical y no al revés, donde se respira el intenso trabajo llevado a cabo desde sus orígenes.

Podemos decir que se han cuidado todos los detalles, con una escenografía trabajada poniendo sobre las tablas las últimas tecnologías audiovisuales que dan como resultado un impecable resultado.

Un acertado casting ha conseguido llevar al escenario a actores, bailarines y cantantes muy completos. Cuerpos de escándalo, con figuras perfectas, músculos definidos, tanto ellos como ellas nos alegrarán la vista bailando las 21 canciones que completan el musical como pueden ser: ‘Venecia’, ‘Sufre mamón’, ‘No te escaparás’, etc, y así hasta un completo repertorio que llenará de vida y emoción a todos los asistentes al musical.

La historia trata sobre Marta, una chica de Méjico que viaja a España junto con su amiga para conocer a su padre que es el propietario de un chiringuito en la playa. Marta tiene un problema en el corazón que le hace llevar un marcapasos. Ella tiene que cuidarse porque cualquier sobresalto emocional puede derivarle en un problema serio.

Ya en España, Marta conoce junto a su padre, a Nico y Ringo, interpretado por Leo Rivera un actor que lo hemos podido ver en otros musicales como Mamma Mia, y también a Indiana y su grupo. Un grupito de niños pijos que ponen la guindilla a este musical.

Todos hacen un gran trabajo pero si tuviéramos que destacar a alguien podríamos destacar a Leo Rivera por su completo trabajo interpretativo que nos lo hace pasar en grande durante el viaje musical y que cosecha la ovación final del respetable junto con Rocio, interpretada por Patricia Ruiz por su increíble voz.

La crítica esta vez recae en algunos espectadores que me toco sufrir por su poco respeto ante el espectáculo y al resto del público ya que estaban demasiado emocionados. Y es normal…, ese estado lo provoca este musical pero es algo que a mi entender hay que controlar. Como también puede verse entre el publico a personas con sus móviles grabando el musical, algo que imagino que no estará permitido como en el resto de espectáculos.

Podríamos decir que ‘Marta tiene un marcapasos‘ es el musical del año por su estupendo y coordinado cuerpo de baile, audiovisuales bien trabajados, grandes voces interpretando las canciones de los míticos Hombres G y no podemos olvidar la música en directo que ambienta el espectáculo. Todo un lujo para nuestros sentidos y para disfrutar de este increíble montaje que auguramos un largo éxito entre nosotros.

5 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *