Warning: Declaration of SplitMenuWalker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/customer/www/masteatro.com/public_html/wp-content/themes/wt_chapter/functions.php on line 35
Crítica de 'Luces de Bohemia' de la compañia La Perla 29 - Masteatro

Crítica de ‘Luces de Bohemia’ de la compañia La Perla 29

Luces de Bohemia por la compañia Perla 29

EL AGUIJÓN DE VALLE

Giorgio Strehler, en un universo llamado Piccolo Teatro, configuró su “Rey Lear” partiendo de la premisa siguiente: La scena: un circo-mondo. Il maestro pudo pensar que la galería de personajes de aquella corte furibunda que hacía aguas por todas partes, donde la corrupción campeaba a sus anchas y donde un bufón adquiría la dimensión de un rey y un rey la de un bufón, se desenvolvería mejor sobre una espesa arena: comodidad absoluta para las bestias. La atmósfera sugeriría así un ambiente de circo, tal vez para que el público no se lo tomara muy en serio o tal vez para todo lo contrario: la burla, ya se sabe, es infalible a la hora de saldar cuentas con la historia. Y en esto, Valle, como Shakespeare, es mago creador.

“La Perla 29” y su visión de Valle me ha traído a la memoria este aire milanés. El desfile de seres imaginados con barnices de esperpento también denuncian a voz en grito prácticamente las mismas miserias universales que el bardo inglés. Sin embargo, el aguijón ibérico es único e inigualable, y Valle luce por boca y gesto de esta sorprendente compañía catalana. Interpretación coral destacando por descontado quien ha de destacar: Max Estrella con sus parlamentos que hoy son el Credo del teatro español. Más que palabras, Lluís Soler despliega el mensaje de Valle a modo de sagrados mandamientos y espolvorea que, lo que fue denunciado en papel a principios del siglo XX, escuece sin remedio en este dieciocho de mayo de dos mil doce en esta Hispalis que tampoco se libra del estoque del autor. Cuando suenan y resuenan en el Central algunas referencias, asociaciones, tales como Puerta de Sol-manifestación, corrupción-fondo de reptiles, por citar, o que el talento en este ruedo ibérico sigue siendo menospreciado, o que a quien empieza a brillar lo apartan a la cuneta y así el camino para los demás queda libre; o que la tranfulla es el pan nuestro de cada día, y que en las tabernas dulcificamos e ignoramos la tragedia exterior aunque nos encojamos de dolor al oír que España es una deformación grotesca de la civilización Europea, y que un monarca es ejemplo sin igual de humor, y así hasta la saciedad, golpe a golpe… “Luces de Bohemia” es una sinfonía perfecta ya que cada palabra debe ser tenida en cuenta; el aguijón duele y la arena sobre la que circula este cuadrilla de máscaras en su periplo castizo, no amortigua el golpe. Y no hay nada peor que a un españolito de a pie se le acuse de todo esto. Como decía Arrabal: Madrastra historia.

Acierto de esta compañía al elegir esta pieza colosal que se articula a modo de telediario honesto, sin trampas ni cartón. Reparto que se transmuta en cuantas caricaturas hagan falta para que la dramaturgia cinematográfica de Valle no pierda su ritmo andante ma non troppo. En la interpretación se percibe algo así como que llevan toda una vida metiéndose en la piel de este equipo, ya que saborean tanto el texto, que el disfrute con el que trabajan estos actores hace que las dos horas de espectáculo sucedan en pura armonía. Una guitarra que surge acertada y lima asperezas y patetismo. Este reparto conoce bien el ritmo interior de cada frase del autor; agasajan al público con el humor, la sorna y el degüello que Valle empotra en los diálogos. La arena aparece magníficamente iluminada por esa luz débil-debilitada, de bohemia… como si tras la muerte de Max Estrella -ironía hasta en su bautizo- Valle no vislumbrara esperanza para esta piel de toro. Y no se equivocó. Los clásicos no se suelen equivocar y siempre nos señalan desde escena con su dedo.

Ha sido un placer ver esta pieza con una puesta en escena sencilla para un texto tan gigante, lo cual demuestra la maestría de La Perla 29 a la hora de abordar a este autor. Es más, me atrevería a decir que, si por un momento hubiéramos cerrado los ojos notando el efecto de la arena bajo nuestros pies y la manera portentosa de sentir y decir el texto, habría bastado con haberlos oído.

La scena: un circo-mondo, y Strehler plasmó a Lear. Y para retratar a esta España mía, esta España nuestra, dejemos a Valle y a La Perla 29 que nos lo cuenten sobre su arena, su ruedo escénico.

LUCES DE BOHEMIA
De Ramón María del Valle-Inclán
Cía. La Perla 29
Dirección: Oriol Broggi
Reparto: Lluís Soler, Xavier Boada, Màrcia Cisterò, Manel Dueso y Camilo García entre otros.
Teatro Central Sevilla 18/19 mayo

2 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.