LOS MACBEZ

Crítica de ‘Los Mácbez’

La maravillosa obra de William ShakespeareMacbeth’, que ha dado pie a múltiples interpretaciones míticas, versiones, revisiones, etcétera, no podía ser menos de la mano de Andrés Lima y del fantástico dramaturgo Juan Cavestany. Se puede decir que la esencia del drama está salvada; además de contemporaneizar a todos los personajes, los sucesos se ubican en la Galicia del S XXI.

La escena se presenta como una caja blanca con tres paredes, suelo y techo y una puerta lateral. El attrezzo se reduce a tres sillas de plástico transparente de diseño moderno. Así, con este espacio tan blanco y tan limpio, increíblemente se logra manchar todo de rojo y – por medio de un estupendo trabajo del diseñador de luces (Valentín Álvarez)- se crean todos los ambientes, lugares, atmósferas y tensiones.

La ambición del hombre que todo lo corrompe, que todo lo mancha y que roza los límites de la locura; esa cuerda floja donde todo pende de un hilo y hay que entretejer muy bien la maraña de acciones para que la magia negra invada a toda la sociedad. Javier Gutiérrez está fantástico como el señor Mácbez; junto a su compañera y arpía consejera- el gran personaje femenino de la dramaturgia clásica, la maravillosa Lady Macbeth, que tiene carácter propio y la fuerza para manejar a los títeres (poderes arrebatados a la mujer en multitud de ocasiones en la literatura).

Es un trabajo actoral fabuloso, un equipo que se mueve al mismo son, trabaja unido y que se dan fuerza los unos a los otros para interpretar escenas duras y momentos en los que un actor se siente vulnerable. Cantan, bailan, se beben, se huelen, se tocan,… Cabe destacar también la sublime “pluri- interpretación” de Chema Adeva.

Viva mil veces William Shakespeare y mil más las personas capaces de dar otras miradas a los clásicos acercándolos a sus coetáneos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *