Crítica de "La voz humana" de Jean Cocteau - Masteatro

Crítica de «La voz humana» de Jean Cocteau

ANTONIO DECHENT DANDO ABASTO

Como un huésped inesperado se encuentra el espectador en la sala Casala Teatro de Sevilla, un puesto del Mercado de Triana reconvertido en sala de teatro, y como un anfitrión aparece el actor Antonio Dechent en el personaje de Él quedando  público e interprete atrapados en un espacio íntimo y recogido y que en esta ocasión bajo el soliloquio de La voz humana de Jean  Cocteau (Francia, 1889-1936) se enfrentan en un solo acto a:  una habitación inhóspita, un enamorado abandonado y el band accesorio de los gabinetes modernos: el teléfono, que para la época en la que la obra se escribe, año 1930, es un medio de comunicación ya ampliamente difundido en ciertos sectores sociales. Y al otro lado del  teléfono; una amante que nunca estará ante los ojos y los oídos del espectador.

Antonio Campos, director de la obra y Antonio Dechent, intérprete de este texto dan un paso más a la innovación ética y estética  que en su época supuso este texto de Cocteau  con el que el autor, bajo la necesidad de atraer al público y sin llegar a la degradación, pretendía devolver al lenguaje su protagonismo en el teatro, contraponiéndose a un teatro limitado a una simple diversión, o a una simple reproducción de lo real.

En esta propuesta escénica el personaje de Ella se torna en Él. “Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando” dice el refrán popular, Él o Ella qué más da, poniéndose de manifiesto el intercambio de roles que casi un siglo después se ha producido en la sociedad occidental. No sólo encontramos a un hombre desesperado que en la más oscura intimidad se va desangrando como un perro (en la concepción original del texto “perra”) herido, tal y como indicaba el autor en el prefacio de La voz humana, sino que también encontramos al otro lado del teléfono a una mujer que marca su destino con sus decisiones  y es que cada vez más hombres son los que lloran y ahora la mujer es dueña de su vida, tantos es así que probablemente la interpretación de este texto realista hoy en día por una mujer hubiera puesto de manifiesto el desfase de la obra teatral  marcando un distanciamiento histórico que alejaría al espectador del discurso principal.

La situación plantea el sentimiento de desamparo, que afecta a todos en mayor o menor medida,  expresado a través de un discurso de mujer. Bajo esta propuesta,  por momentos puntuales encontramos no a un hombre herido sino a un hombre imitando a una mujer herida, pero en general la voz curtida de Dechent, su enorme altura y su fuerte semblanza impactan, golpean y sacuden al espectador al ponerse en contraste con un registro interpretativo marcado por la vulnerabilidad, el dolor y la desesperación contenida que el actor llega a mostrar llegando a sugerir en el espectador la pregunta de cómo actuaría si viviera esa situación con esas circunstancias.

La voz humana de Jean Cocteau
Dirigida por Antonio Campos
Interpretada por Antonio Dechent
Música de Santi Martínez
Fotografía de Jorge Vergne
Drama
Todos los viernes y sábado (20:00h. y 22:00h.) en la sala Casala Teatro de Sevilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *