Crítica de 'Follies' - Masteatro
Follies de Mario Gas

Crítica de ‘Follies’

Follies de Mario Gas

GRACIAS, MARIO

Después de ocho años al frente del Teatro Español, Mario Gas se marcha en julio. Y lo
hace de una manera elegante y humilde.

Afortunadamente, antes de marcharse ha tenido el coraje para levantar esta primera
producción española de Follies, el musical de Stephen Sondheim con libreto de James
Goldman, que en su día ganó siete premios Tony y que actualmente se representa en
Broadway.

Los Ziegfeld Follies, espectáculos de variedades del productor teatral Florenz Ziegfeld que
triunfaron en Nueva York hasta los años cuarenta del siglo pasado, inspiraron este
musical, que nació con la voluntad de ser un homenaje a aquellos.

La historia de Follies nos cuenta como un empresario teatral (Dimitri Weissmann) reúne
en una fiesta a los artistas que pasaron por su escenario, antes de que su teatro cierre
para siempre para convertirse en un parking. En la velada, no faltarán los fantasmas de
antiguas bailarinas ni el inevitable choque con el pasado de los protagonistas: dos
parejas, una de clase alta (Ben y Phyllis) y otra de clase media (Buddy y Sally), que se
plantean si las decisiones que tomaron años atrás fueron las correctas y si es el momento
de cambiar de camino ante su evidente infelicidad actual. Todo ello, contado de manera
mágica, pues en el escenario somos testigos de sus truncados sueños de juventud a
modo de flash-backs, en los que los personajes adultos conviven con los jóvenes.
Como un absoluto admirador de la obra de Stephen Sondheim, esperaba esta producción
como agua de mayo. Pero temía que no estuviera a la altura de mis expectativas.
Nada más lejos de la realidad. Todo destila clase, talento y buen hacer en este montaje.
Todo es memorable en Follies. Y cuando digo todo es todo: desde la dirección musical de
Pep Pladellorens hasta la coordinación de la orquesta de José Oliver; desde la traducción
del libreto y las letras de Roser Batalla y Roger Peña (realmente conseguida) hasta las
coreografías de Aixa Guerra.

El reparto es legendario. Mario Gas ha conseguido reunir a Vicky Peña, Carlos Hipólito,
Muntsa Rius y Pep Molina con secundarios de lujo como Asunción Balaguer y Massiel,
entre muchos otros. Las jóvenes parejas son interpretadas por Marta Capel, Diego
Rodríguez, Julia Möller y Ángel Ruíz, que brillan especialmente en el número “Te
encantará el mañana/Nuestro amor salvará la situación”. Realmente se podrían destacar
todos los números musicales del espectáculo porque cada uno es una pequeña joya.
La dirección de escena de Mario Gas es sencillamente magistral. Sólo unos pocos
afortunados en España pueden mover por el escenario a más de cuarenta personas
simultáneamente haciéndolo parecer tan natural.

Entre canción y canción, aprendemos sobre los trenes que dejamos marchar y nos
planteamos si es momento de tirarlo todo por la borda y cambiar de dirección, en una
inteligente reflexión sobre la búsqueda de la propia felicidad.

Follies cierra el 8 de abril, pero afortunadamente vuelve en Junio. No es de extrañar, pues
ayer el público se destrozaba las manos aplaudiendo en pie (incluido un servidor). Así que
háganse un favor y no se la pierdan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *