Crítica de 'El sopar' - Masteatro
El sopar - Iguana Teatre

Crítica de ‘El sopar’

El sopar - Iguana Teatre

Con el estreno de “El sopar” el Teatre Tantarantana da por finalizado su III Cicle Complicitats en Xarxa, un ciclo que ha subido a escena diferentes producciones teatrales de compañías de toda España para darles la oportunidad de darse a conocer en la ciudad de Barcelona. “El sopar” es la propuesta de Iguana Teatre, compañía de Palma de Mallorca.

El sopar” es un espectáculo de improvisación pura. La obra empieza justo antes de entrar en el teatro: los actores reúnen al público en diferentes grupos para que sean ellos quiénes determinen algunas de las características de los personajes que subirán a escena. La compañía tan sólo establece un contexto: una cena. A partir de ahí, lo que ocurra sobre escena será fruto de la improvisación y la agilidad creadora de los actores. El punto de partida de “El sopar” es de una originalidad atrayente: desde el principio, el público siente un vínculo especial con el actor al que ha ayudado a dibujar un personaje; por este motivo, el espectador está, desde el inicio, con la atención puesta totalmente en la obra.

La idea inicial de este espectáculo es rompedora, original y experimental; sin embargo, su  desarrollo es caótico, incoherente y decepcionante. Los actores, en lugar de poner sobre escena una obra teatral improvisada, lo que hacen es mostrar la creación de un personaje de un modo improvisado. Parece, más bien, un ejercicio de una escuela de teatro (un ejercicio muy bien desarrollado, todo hay que decirlo) que una obra de teatro en sí. Las muchas características que hacen que el público escoja sobre los personajes, hace que no se deje florecer un argumento lógico ni con una estructura clara que establezca el inicio y el fin. Sobre escena suben cinco personajes que deben crearse ante los ojos de los espectadores, en lugar de subir cinco personajes dispuestos a crear una obra con inicio/nudo/fin.

Los actores de “El sopar” tienen unas tablas increíbles: su capacidad de reacción, espontaneidad y originalidad dejan boquiabierto al espectador; sin embargo, les falta cohesión y creatividad a la hora de crear una obra teatral improvisada. Deberían pedir menos datos a los espectadores y dejar que la improvisación sobre el escenario fluyera de tal modo que, por sí sola, fuera capaz de crear una historia coherente y verosímil.

La idea de “El sopar” es muy buena: los actores piden al público que sean ellos mismos quiénes decidan qué personajes van a subir a escena. Sin embargo, lo importante de una obra no recae sólo en la construcción del personaje: la trama, el ritmo y la coherencia son aspectos de vital importancia para un buen funcionamiento dramático. En este sentido, Iguana Teatre no logra satisfacer las expectativas generadas con su rompedor comienzo. De todos modos, el trabajo, el esfuerzo y la capacidad de reacción de los actores es admirable.

El Sopar
Teatre Tantarantana

Del 13 al 16 de septiembre del 2012
Concepción y puesta en escena: Joan Carles Bellviure
Reparto: Jordi Cumellas, Lluqui Herrero, Agnès Llobet, Carles Molinet e Irene Soler
Horarios sesiones: jueves a domingo 21h – domingos 19h
Duración: 1h 30min.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *