Crítica de ‘El arte de la comedia’ - Masteatro

Crítica de ‘El arte de la comedia’

Al apagarse las luces, aparece el director de una modesta compañía de teatro, Campese (Enric Benavente), mezclándose entre el público y llegando al pie del escenario, donde el crudo invierno italiano de mediados del siglo XX nos sumerge en una estampa neorrealista, muy enraizada con los grandes clásicos del cine de Fellini o Mastroiani. Aquí, Campese nos introduce en el problema en torno al cual girará toda la obra: el incendio de la carpa en la que actuaba su compañía. A raíz de este anuncio girarán todos los acontecimientos de ‘El arte de la comedia’, un texto que bien merece un montaje de la envergadura del que nos presenta esta producción de La Abadía.

Campese y el Gobernador, recién llegado al pueblo, se convierten en los personajes principales de esta ajetreada trama, en la que ni el propio Gobernador, ni  el público, conocerán si los personajes y las disparatadas historias que desfilan sobre el escenario, son reales o meras farsas nacidas del ingenio de los actores de la compañía teatral. Realidad y ficción se dan la mano de manera constante en un juego ágil y dirigido de manera magistral por Carles Alfaro.

La solemne interpretación de todos y cada uno de los actores hace relucir, más si cabe, esta obra maestra de Filippo. No es una tarea sencilla destacar a uno en particular, aunque ese honor bien podría recaer sobre Pedro Casablanc, cuyo papel de Gobernador convierte a este personaje en el más relevante de toda la obra.

Esta brillante interpretación se ve potenciada por una escenografía exquisita, aunque limitada a una única estancia –la oficina del Gobernador–. A pesar de ello, el espectador no echa de menos los juegos móviles y la flexibilidad de otros escenarios, que en contadas ocasiones llegan al nivel de calidad y esmero del que aquí nos presenta Carles Alfaro, que además de dirigir firma la escenografía y la iluminación.

Una obra muy recomendable de dos horas de duración –sin intermedio–, que deja  muy buen sabor de boca por el nivel interpretativo, la calidad del texto y una esmerada puesta en escena.


Pincha para ver el trailer de la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *