Crítica de "Confesiones de mujeres de 30" - Masteatro

Crítica de «Confesiones de mujeres de 30»

“Actuar, es como bajarte los pantalones. Expones tu intimidad” (Paul Newman)

En los tiempos que corren ver una sala de teatro llena, a éste que escribe le produce, con perdón de la expresión, el mayor de los orgasmos. Si además es para oír las risas y carcajadas de todos los presentes durante hora y veinte, ya es el súmmum.

«Confesiones de mujeres de 30» es un texto ácido escrito sobre el mundo de las mujeres que pasan ya la barrera de la treintena, interpretado por tres grandes actrices cómicas  y que va dirigido con sutil humor a hombres y mujeres por igual. Porque sí, porque reírse de una misma es muy sano y relativizar las coces que nos da la vida más sano aún. En la historia que nos cuentan tratan problemas y presiones sociales comunes a todas las féminas del mundo, y también a muchos hombres, aunque a nosotros, y mal estaría no decirlo, la sociedad no nos castigue y nos exija tanto de lo que se le exige al tan mal denominado “sexo débil”.

Dicho esto y a base de monólogos y pequeños diálogos entre las tres actrices nos presentan su realidad desde la más absurda de las situaciones, un camerino, y no por el camerino, que bien podría darse la situación, sino porque hay que reconocer, y escribo esto con una sonrisa al recordar el buen rato que pasé, que cuando se juntan más de dos mujeres y empiezan a dialogar y a desgranar sus realidades, los derroteros de la conversación jamás se sabe a dónde nos pueden conducir, y si son Meritxell Huertas, Mónica Pérez y Yolanda Ramos, agárrense los machos, que vienen curvas porque demostrado ha quedado que son insuperables.

Meritxell Huertas está ácida, irónica y tremenda en su actuación. Yolanda Ramos es que con poco que haga ya consigue que el respetable se desternille, aunque sólo sea subir una ceja o pronunciar una frase. Y esa Mónica Pérez con la que tuve el gusto de coincidir hace poco y que se transforma sobre las tablas porque me pareció un bellezón y una mujer muy atractiva aunque haya superado la treintena. Vamos que muchas con veinte quisieran sus “treinta y”. Actrices con ángel, con luz. Así que combinación y cóctel perfecto para pasar una velada de estas Navidades en el teatro. Sin duda un espectáculo que durará en la cartelera madrileña y que repartirá buen humor, y eso hoy en día, sinceramente, es oro.

Y señores si quieren comprender un poco mejor el mundo de las féminas vayan a ver ésta obra. Vayan acompañando a sus señoras, amigas o novias, o vayan solos, da igual, pero vayan. Algo aprenderemos de ellas y sobre ellas. Eso seguro.

Y recuerden que…el espectáculo siempre debe continuar.

¡Arriba el telón!

 

Teatro Nuevo Alcalá. Sala II. Hasta el 2-02-2014

Intérpretes: Meritxell Huertas, Yolanda Ramos, Mónica Pérez.

Dirección: Edu Pericas.

1 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *