Warning: Declaration of SplitMenuWalker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/customer/www/masteatro.com/public_html/wp-content/themes/wt_chapter/functions.php on line 35
Crítica de 'Celobert' de David Hare - Masteatro
Celobert

Crítica de ‘Celobert’ de David Hare

Celobert

Un loft en un barrio céntrico y pobre de Londres acoge a una joven profesora entregada pero hastiada del modelo social. Pero a pesar de todo es responsable de su vida y se enorgullece de que, de momento, sus alumnos la respeten. Sólo hace un año que se dedica a esta nueva labor, sólo hace un año que huyo de una casa donde compartía distintas tascas asistenta, canguro de un joven adolescente y amante del padre de la familia. Esta última ocupación es la causante de su huida hacia un futuro alejado de todo el lujo que le permitían los Sergeant. Esta mujer es una de las tres puntas del triángulo interpretativo de Celobert, un brillante texto de David Hare quien el polifacético Josep María Pou dirige e interpreta en el Teatro Goya (del cual es el director junto con el Teatro La Latina de Madrid). El tercer vértice interpretativo es Jaume Madaula.

Esta noche, pero, al poco de llegar a casa Kyra recibe una visita inesperada pero muy agradable, Edward Sergeant, el hijo, al que cuidó como propio y que ahora ya está hecho un rebelde joven de dieciocho años que acaba de dejar su casa por una discusión con su padre. Los nervios y la emoción por el reencuentro preceden a los recuerdos del pasado y la búsqueda de explicaciones por parte del joven sobre el porque de la huida de Kyra. Pero Edward he venido también para contarle que su madre falleció de cáncer hace un año y que su padre no lo lleva nada bien, aunque se monte en su caparazón.

Horas más tarde, en medio de la noche, llaman fuerte al timbre. Finalmente el pasado vuelve en toda su potencia a Kyra cuando por la puerta entra su ex amante Tom Sergeant. Titubeos al principio, recelos, pero debajo de todo un resquicio de ilusión por volver a verse. Él ha venido, desconociendo la anterior visita de su vástago, a contarle que su mujer murió y cree que ya es el día en que se pueden volver a ver y hablar de lo suyo. Y lo suyo da para muchas líneas de diálogo brillantes, reproches, palabras de compasión, y mucha reflexión entorno a la diferencia de clases.

Da la casualidad que el director e intérprete Josep Mª Pou interpretó al mismo Tom Sergeant hace ya unos años y que Roser Camí hizo lo mismo con la mujer, Kyra Hollis. Así pues, suponemos que ponerse en la piel de estos dos personajes no debe haber sido muy complicado. Lo que si se debe decir con justicia es que bordan sus personajes, él imponente en el tono sin caer nunca en ningún tic histriónico ni exagerado, ella, solvente en todo momento, dulce pero no boba, sincera en todas sus emociones y inflexible en sus decisiones. Los dos luchan cuerpo a cuerpo, palabra a palabra para recuperar el tiempo perdido y darse una segunda oportunidad. Pero ese tiempo, ese espacio, esas vidas separadas, tan distantes, esos cambios,…

Y en medio queda el chico, el adolescente desprovisto de una madre, con un padre que no le comprende, y que buscando consuelo se refugia en casa de Kyra, su canguro, probablemente su única madre. Y ahí tenemos a Jaume Madaula, un joven actor curtido en la televisión, aún formándose y que encara este personaje con profesionalidad. Su personaje es joven, nervioso y tierno y Madaula que aparece al principio y al final sale con nota, aunque con una hipergestualidad en su primera aparición que incomodaba un poco. Pero supongo que eso iba con el personaje, según directrices de Pou.

Una buena obra de un gran dramaturgo inglés, David Hare, que en esta Celobert imprime su sello personal, el teatro de ideas y debate. Y con la suerte de que sea un señor de teatro como Josep Maria Pou quien adapte el texto. Vayan a verla, tienen tiempo hasta el 1 de julio.

CELOBERT de David Hare.
Dirigida por Josep Maria Pou.
Escenografía por Llorenç Corbella.
Interpretada por Josep Maria Pou, Roser Camí y Jaume Madaula.

1 comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.