Warning: Declaration of SplitMenuWalker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/customer/www/masteatro.com/public_html/wp-content/themes/wt_chapter/functions.php on line 35
Crítica de 'Bona gent' - Masteatro

Crítica de ‘Bona gent’

bona-gent
El contraste de clases siempre ha sido un motor argumental para escribir grandes historias des de cualquier género: drama, tragedia, romanticismo, comedia,… Y sin duda este motor es el que conduce gran parte del sentido de la historia de Margie Walsh y su antagonista, Mickey Dillon, dos personajes nacidos en el mismo barrio de la periferia de Boston, pobre y marginal, pero con diferente suerte en sus vidas. Estos dos personajes se volverán a ver las caras 30 años después obligada ella por una situación económica de emergencia. Esta sería una pequeña reseña de lo que es Bona Gent del dramaturgo David Lindsay-Abaire, dirigida por el argentino Daniel Veronese en el Teatre Goya Codorniu.

Josep Maria Pou, director artístico tiene realmente muy buen ojo a la hora de escoger los textos y los directores para su cartelera. Hace unas semanas aún se proyectaba El nom, una comedia fácil, dirigida a todos los públicos, pero con un toque corrosivo y con un buen elenco. Y vuelve a dar con la tecla con Bona Gent y con su director, el ya adoptado Daniel Veronese. Este año se han visto tres proyectos suyos, Teatro para pájaros, Los hijos se han dormido y ahora esta. Probablemente es esta la que menos parecía de él. Aún así se le ve cómodo en el realismo de la historia, en los diálogos coloquiales, punzantes, escupidos (ya en el primer diálogo entre Margie/Mercè Arànega y Steve/Rubén Ametllé cuesta seguir el ritmo, tan atropellado), a pesar de ser una comedia. Cabe decir que la historia del dramaturgo americano David Lindsay-Abaire data del 2011 que se estrenó con enorme éxito en Broadway y se llevó a casa entre otros premios, dos Tonys. La génesis del texto la sacó el autor de sus propias vivencias, pues es hijo de una barrio periférico que supo por talento (y a lo mejor también por fortuna) salir del agujero. Ahora su texto se presenta por primera vez en España y en Europa.   

Montados los personajes en un escenario móvil partido en tres, descubrimos como Margie, madre de una chica discapacitada, es despedida de su trabajo como cajera en un supermercado, como sus dos amigas Dottie (Àngela Jové, quien le preocupa que no le dé el alquiler del piso) y Jean (Nies Jaume) le recomiendan ir a ver a Mike Dillon, un antiguo amigo que no ve desde hace 30 años y que ha logrado un buen estatus como médico. Margie irá a su encuentro para pedirle trabajo, pero mientras él la tratara con encanto pero sin poder ofrecerle nada, ella, titánica luchadora de suburbios, usará su temperamento y sabrá, a pesar de su lenguaje y su actitud brusca y ofensiva, manipularle para que finalmente le invite a una fiesta en su casa para conocer otros hombres de buen nivel para ver si alguien le puede ofrecer trabajo.

Detrás del conflicto económico de Margie se esconde pero una reflexión vital contrapuesta a la de su antiguo amigo. Sus vidas corrían en paralelo, pero diferentes decisiones hicieron que cada una tirara por su lado. El determinismo social a veces puede causarse por un mutis o por la mano salvadora de un padre. Aunque si nos hemos de poner rectos tampoco hay que atorgar el título de santa a Margie Walsh, que como Pedro y el lobo de tanto mentir, de tanto poner excusas al final uno no se cree la verdadera desgracia que corroe su vida. Y es aquí donde nos sacamos el sombrero delante el juego de las medias verdades, del juego del falso chantaje que el dramaturgo nos propone. Especialmente en el momento de las revelaciones, en el contrapunto moral que cuenta Kate, la mujer de Mickey (Càrol Muakuku), y en el tierno regalo inesperado del final.

Pero si la materia prima es buena los orfebres que le dan forma tienen que tener buen oficio. Y sin duda para Mercè Arànega, actriz artesana y de carácter, este papel le sienta bien, embutida en su chándal violeta con este pelo estropajo mal cuidado y este saber estar tan de la periferia. Al lado brillan Àlex Casanovas, ese médico que no se achanta delante Margie, que la trata sin prepotencia, pero que termina denigrándola en actitud defensiva contra las acusaciones de su amiga para salvaguardar su matrimonio con Kate, una sorprendente y alegre Càrol Muakuku.

Una magnífica historia de perdedores que podría ser un gran drama en la línea del director cinematográfico Mike Leigh para terminar en una comedia de personajes donde a algunos se le han cumplido los sueños y para otros están en este número cincuenta y tres para poder cantar bingo de una vez.    

 

Bona gent de David Lindsay-Abaire.
Dirigida por Daniel Veronese.
Interpretada por Mercè Arànega, Àlex Casanovas, Càrol Muakuku, Nie Jaume, Rubén Ametllé y Àngela Jové.
Tragicomedia entorno las diferencias de clases.
Hasta el 5 de mayo del 2013 en el Teatre Goya Codorniu.

1 comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.