Crítica de 'Aventura!' de Alfredo Sanzol - Masteatro
Aventura

Crítica de ‘Aventura!’ de Alfredo Sanzol

Aventura

Una de las obras más acertadas de la temporada pasada fue Delicades de Alfredo Sanzol quien escribió i dirigió esta obra con la compañía T de Teatre. La relación fue tan fructífera que justamente ahora han estrenado otra obra escrita y dirigida por Sanzol y interpretada por la ya veterana compañía. Se trata de Aventura! Y la han estrenado en el marco del omnipresente festival Temporada Alta, en el Teatro Municipal de Girona. Pero lo que en una fue un producto inmaculado lleno de sensibilidad, humor, amor y buen gusto, en este todo resulta más descafeinado.

En el escenario vemos un despacho amplio, en forma de cubículo,  con unas aberturas en el fondo por donde vemos pasar los personajes y otras entradas laterales. En el medio del espacio una larga mesa y unas sillas alrededor. Es un salón de reuniones de una empresa. En esta empresa trabajan seis socios y las cosas no les van mal, pero como nunca se sabe y estamos como estamos, los socios se están pensando si vender el negocio a un chino que les ha hecho una oferta. Ahí empiezan los razonamientos de cada personaje, sus posiciones se definen y se van marcando los caracteres de cada uno. Son cuatro mujeres y dos hombres. Cada uno tiene su vida montada y viven cómodos en su situación, pero cuando existe la posibilidad de cambio todos suspiran con algún viaje, con un cambio de país, o simplemente con mejores perspectivas. Hay una de las mujeres pero que adopta una actitud más pasiva, sin tomar nunca partido por nada ni nadie. Ésta pero terminará siendo parte importante en el tracto, reformulado, pues ella se convertirá en el capital activo a vender cuando el chino se enamore de ella en una visita para negociar la venda. Ahí un giro oscuro, donde se pone encima de la mesa la ética de cada uno a la hora de tomar una decisión que va más allá de lo empresarial. Así los personajes evolucionan frente al conflicto, sobretodo el personaje de Ágata Roca que pasa de una actitud contemplativa, de estas personas que dejan que los demás decidan por ella, a tomar una decisión para el interés de sus compañeros.  Pero los socios adoptan una actitud perpleja delante los acontecimientos, y acaban terminando por mostrar la cara más cruel del ser humano que atenazado por un miedo (el Gran miedo, el de la crisis) inexistente son capaces de terminar vendiendo su amiga. Pero siempre hay tiempo para otro giro que dé una nueva valoración de la ética de los personajes. Y con este final enciende un debate sobre la débil frontera entre solidaridad y egoísmo.

Sanzol ofrece una historia entretenida pero con un tempo irregular, con una introducción un poco pesada, alargada y que en consecuencia retrasa demasiado la aprición del giro, del conflicto real de la obra. Este principio nos sirve para conocer los personajes y sus relaciones entre sí. Y así descubrimos la historia que tienen los personajes de Marta Pérez y Jordi Rico, una historia graciosa, sobretodo por ella, pero que no tiene un final definido para no dar prioridad a unos personajes frente a otros. Pero a lo mejor hubiese estado más acertado desarrollar esta línea narrativa frente a otras que tienen momentos divertidos pero no tienen tan interés dramático.

Para lo que si que sirve este texto de Sanzol es para que una vez más las (y los) T de Teatre demuestren su oficio como buenas actrices cómicas. Todas y todos están a muy buen nivel, con especial querencia para los personajes de Marta Pérez i Albert Ribalta, un hombre que tiene un carisma cómico natural. Además hay que destacar los aspectos técnicos sobretodo la música compuesta por Fernando Velázquez (compositor de la banda sonora de Lo imposible) quien marca el cambio de escena con una melodía muy rítmica, de corte oriental, como si fuera de una película de aventuras. Una aventura divertida, pero irregular en sus tiempos narrativos.

 Aventura! de Alfredo Sanzol.
Dirigida por Alfredo Sanzol.
Interpretada por Àgata Roca, Carme Pla, Mamen Duch, Albert Ribalta, Marta Pérez y Jordi Rico.
Comedia sobre la ética empresarial.
En el Teatre Lliure a partir del 29 de noviembre hasta el 30 de diciembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *