Crítica de "Blanca desvelada" - Masteatro
Blanca desvelada

Crítica de “Blanca Desvelada”

Blanca no puede dormir. Blanca ve dos mujeres. Y una cárcel, una niña recién nacida y una muerte inminente. Blanca está intranquila. Blanca tiene preguntas. Y necesita respuestas.

Blanca desvelada, el monólogo creado e interpretado por Alejandra Jiménez-Cascón que se puede ver estos días en la sala Fénix, es un ejercicio interpretativo en el que una sola actriz se desdobla en hasta doce personajes de edades y nacionalidades diferentes. Bajo la dirección de Montse Bonet, Cascón realiza una coreografía textual y gestual en la que los enlaces entre unos personajes y otros se suceden de forma fluida y minuciosa. La ternura, el humor blanco e incluso la intriga llegan al espectador desde la simplicidad de la emoción cotidiana, sin lugar para ornamentos estéticos más allá del versátil cuerpo de la actriz.

Durante la función, acompañamos a la protagonista en un viaje que empieza en la superficialidad y el fracaso de su día a día y que progresivamente se adentra en su intimidad más personal. El monólogo invita al debate sobre la familia y la maternidad, si bien también es una reivindicación de la importancia de la memoria histórica y de la búsqueda de la propia identidad en los orígenes.

Pese a una resolución algo simple y precipitada, acompañar a Blanca a las profundidades de sí misma resulta tan fácil como absorbente. Y eso es debido a que es una mujer muy normal. Con carácter, con dudas, con miedos. Y no solo Blanca, sino también el resto de personajes, cada uno con sus rasgos destacados. La madre, tan enérgica y divertida como entrañable; la curandera mística y sabia; la tía y su particular gestualidad facial; la pequeña Blanca y su inocencia… Todas ellas confeccionan con sus detalles un universo a veces simpático y naif y otras veces algo amargo, pero siempre lleno de vida y naturalidad.

Blanca no puede dormir. Blanca no olvida. Ni perdona. Blanca necesita reconciliarse con el mundo… Y quizás descubra que sus pesadillas -y las nuestras- están más cerca de lo que pensamos.

Blanca desvelada de Alejandra Jiménez-Cascón

Dirigida por Montse Bonet

Interpretada por Alejandra Jiménez-Cascón

Hasta el 25 de setiembre en la Sala Fénix

*Crítica supervisada dentro de la iniciativa #novaveu de la plataforma Recomana.cat. Gracias a Jordi Sora y a Juan Carlos Olivares por los comentarios recibidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *