Crítica de Be God Is - Masteatro
BE GOD IS

Crítica de Be God Is

En el Teatre Condal se está celebrando el Festival Variety y en él se ha visto uno de los espectáculos, a medio camino entre el cabaret, el clown y el circo, que más elogios ha ido recogiendo a lo largo de estos últimos años. Be God Is es un show que protagonizan los tres miembros fundadores de Espai Dual una compañía cuya máxima es hacer pasar un buen rato al espectador, sin tener que hacerse preguntes, sin pretensiones. A la búsqueda de la carcajada y el ¡oh! admirativo a través de una serie de gags donde se mezcla el clown más desenfrenado, el equilibrismo y una banda sonora narrativa virtuosa.

Todo el trabajo que hacen los tres intérpretes lo hacen desde el teatro gestual, sin palabras, sólo murmullos, sonidos, o expresiones a medio camino entre el inglés, el francés u otros idiomas. Cualquier sonido humano acompaña y refuerza el gag. La música es perenne en todo el show (tanto que por eso merece una presentación a parte de los instrumentos), sea tocada en directo a través de la guitarra, el saxo o el cajón, grabada o a través de estas palabras y balbuceos. Todo marca unos paisajes sonoros, dibuja una serie de secuencias que van del desenfreno de un escritor a la hora de picar a máquina al cabalgar a lomos de un caballo tal cowboy.

La apuesta de Espai Dual es por un humor blanco, limpio, creando un universo propio, donde conjugan la magia, los sueños, la coquetería con el público y mucho más a través de tres personajes que pugnan con inocencia por una posición de liderazgo en el grupo. En la ejecución de los gags, uno se deja llevar por la poesía visual que recuerda a Chaplin, Jerry Lewis o los Hermanos Marx. Hablamos de tres artistas, Oriol Pla, maestro de la expresividad y atleta del contorsionismo quien dibuja los números más bellos; Blai Juanet, socarrón equilibrista que tanto se pasea por una barra de hierro como te toca el Wicked Game de Chris Isaak; y Marc Sastre, quien se encarga de dotar prácticamente toda la narrativa musical a través de su guitarra de la cual sabe sacarle sonidos de todo tipo.

¡Estos espectáculos son tan necesarios! No hay mejor medicina contra el abatimiento, la tristeza y el aburrimiento que una dosis de Be God Is. Y es que este espectáculo de nombre ingenioso es mucho más de lo que promete. Y que quieren que les diga, si el primer espectáculo que montan Espai Dual tiene este nivel, da miedo hacia donde pueden escalar en los que vengan después. Estaremos expectantes.

Be God Is de Espai Dual

Dirigida, escrita e interpretada por Oriol Pla, Blai Juanet y Marc Sastre.

Cabaret clown.

Desde el 28 al 30 de junio en el Teatre Condal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *