Warning: Declaration of SplitMenuWalker::walk($elements, $max_depth) should be compatible with Walker::walk($elements, $max_depth, ...$args) in /home/customer/www/masteatro.com/public_html/wp-content/themes/wt_chapter/functions.php on line 35
Anhelli. La llamada. Danza y cánticos en la Abadia - Masteatro
Solo esta semana podeis ver esta obra maestra en el Teatro la Abadia. Anhelli. La llamada.

Anhelli. La llamada. Danza y cánticos en la Abadia

Algo muy especial nos tiene preparado la Abadia para esta semana, y tan solo tenemos cuatro días para poder disfrutar de esta joya, que acapara un gran éxito de crítica por donde ha pasado como: París, San Francisco y el Barbican Theatre de Londres. Podremos disfrutar de este espectáculo los días del 27 al 30 de Octubre.

Anhelli. La llamada es un espectáculo compuesto por una serie de canciones que el Teatr ZAR ha recopilado a lo largo de muchos años durante sus viajes por Oriente Medio. La compañía siguió los pasos del poeta polaco romántico Juliusz Słowacki, que en la primera mitad del siglo XIX viajó a Tierra Santa, donde escribió un poema sobre los rebeldes polacos deportados a Siberia.

El protagonista del poema es Anhelli ―Słowacki acuñó este nombre a partir de helios, la palabra griega para decir “sol”―, un hombre joven que se convierte en el Elegido para sacar a los exiliados de Siberia y conducirlos a la patria. El viaje de Anhelli por el inhóspito paisaje siberiano y a través del enorme sufrimiento mortal de los soldados condenados a trabajos forzados se aproxima al ámbito del Infierno de Dante.

Le acompaña en su viaje Angel, su alma, de modo que se convierte en personificación de lo más fuerte y lo mejor que hay en el ser humano.

Cuando muere su amada (Elenai), Anhelli rechaza el deber que tiene como Elegido y fracasa en su misión de devolver a los exiliados a su patria. Permanece suspendido entre vida y muerte, incapaz de elegir entre las dos.

El espectáculo explora el fenómeno de la soledad infinita en el corazón de todo aquel que busque la respuesta a la pregunta por el sentido de la vida.

En esencia, este montaje es una disposición de himnos bizantinos y sardos, incluyendo asimismo fragmentos de la liturgia georgiana y ortodoxa, interpretados en directo, que llevan al espectador a un viaje interior al borde de la “no-experiencia de la muerte”. En la escena final, Anhelli cae al suelo una y otra vez, golpeado por una fuerza sobrenatural mientras conduce a sus camaradas. Después de pegarse contra el suelo, los cuerpos de los hombres abren sus propias sepulturas y se acuestan en ellas, aguardando la respuesta final: Dios. En cambio, a Anhelli no le está permitido abrir su propia sepultura; permanecerá para siempre en el espacio entre el cielo que cae y la tierra, sin poder escapar jamás de su exilio interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *