Albertí empieza con la revista Taxi... al TNC!
1380283371936

Albertí empieza con la revista Taxi… al TNC!

El pasado viernes 27 de setiembre un taxi paró a las escaleras del Teatre Nacional de Catalunya. De él se bajaron tres mujeres y un hombre vestidos con unos uniformes de otra época, con apariencia de haber hecho un viaje en el tiempo de cien años. Estos actores empezaron un número musical, un cuplé ligero en catalán, mientras se despojaban de su uniforme para mostrar sus carnes embutidas en corpiños. Fue una pequeña cata de la primera función que se representará este año en el TNC bajo el nuevo mandato artístico de Xavier Albertí. Una declaración de principios en toda regla.

Este pequeño show servido por algunos de los integrantes de Egos Teatre, una potente y creativa compañía de teatro musical, forma parte de Taxi… al TNC! un musical con dramaturgia de Lluïsa Cunillé, Josep Maria Miró i Xavier Pujolràs. Durante hora y media distintos actores y actrices de primera línea se pondrán al servicio de varios directores consagrados quienes dirigirán un total de dieciocho números musicales todos basados en el género de la revista que tanto furor causó en Barcelona hace poco menos de un siglo. Albertí quiere de esta manera homenajear a este género y a figuras tan olvidadas como Manuel Sugranyes, el empresario que impulsó la Revista, creando espectáculos de variedades, llenos de humor, ritmo y picardía. De hecho, este Taxi… al TNC! recupera la esencia de espectáculos de aquella época como Chófer… al Palace, Taxi… ¡al Cómico! o Taxi al Paralelo.

Este espectáculo empezará el miércoles, 2 de octubre y estará en cartel hasta el domingo 6. Es un espectáculo inaugural cuyos beneficios irán directamente a la asociación de Apropa Cultura, un programa socio educativo e innovador dirigido a los centros sociales y asociaciones que trabajan con personas en riesgo de exclusión social (discapacidad física, intelectual i sensorial, drogodependencia, salud mental, inmigración, delincuencia juvenil,…) y que pretende eliminar fronteras sociales y económicas en el acceso público a la cultura. El pago de la entrada será voluntario, es decir, cada espectador pagará la entrada del espectáculo según lo que desee aportar, como si no quiere pagar. Una estrategia que recuerda a otras ya iniciadas el año pasado en otros teatros como el sistema de taquilla inversa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *