David Quevedo en Ensemble Salvaje Nacho González

Ensemble Salvaje

Ensemble Salvaje se muestra ante el público por la puerta grande. El pasado domingo once de Junio del 2017 presentaron este proyecto musical, performático y visual en el Auditorio grancanario Alfredo Kraus.

La idea nace por la necesidad existente de dar a conocer el trabajo, la labor, la investigación y los aciertos de compositores contemporáneos, vivos y canarios. Cuatro de ellos son los que han creado la totalidad de las piezas incluidas en el espectáculo: Eliseo Alemán, Manuel Bonino, Ernesto Mateo y David Quevedo, éste último, cerebro de todo el proyecto, propulsor y ejecutor de la dirección artística de Ensemble Salvaje.

Este concierto es algo anodino, dentro del marco elitista del Alfredo Kraus, los músicos visten de manera anárquica, se comportan con cierta libertad reaccionando a lo que en escena pasa y además plantea una cuestión a todos los espectadores: ¿Quién es y qué representa el monstruo que anda suelto por la sala? Quizá pudiera ser ese que acecha a Canarias para que no pueda proyectar a su músicos, quizá el yugo de las pocas ayudas a la cultura que sufren los canarios o quizá no sea un monstruo propiamente dicho, sino el músico que tiene una formación no ortodoxa, y pese a la exclusión, muestra su valía…

Lo cierto es que Ensemble Salvaje es un ejercicio necesario de unificación y fraternidad entre las músicas canarias y el mundo; también una hermandad entre intérpretes canarios y del resto de la geografía terráquea.

Bajo el lema “somos canarios, somos mestizos y estamos investigando” se aúnan sesenta y ocho músicos bajo la batuta de J. Manuel Alemán y Eliseo Alemán y la visión estético-creativa de David Quevedo. Contaron asimismo con la colaboración de la Orquesta Sinfónica y la Orquesta Filarmónica de Las Palmas.

Durante el concierto hay detalles muy dignos de mención pero haríamos spoiler y somos totalmente contrarios a ello. Hay solos de instrumentistas también muy notorios pero desde MasQueTeatro, y dada la propuesta, creemos que aquí no hay divos ni estrellas sino una unión de muchísimos músicos haciendo que todo cobre grandiosidad a un mismo ritmo.

Ensemble Salvaje es un canto a Euterpe y Melpómene que se puede resumir en una estrofa lanzada desde el concierto:  siento la libertad si el ritmo sale de mis manos; puedo rozar la gloria en un local de ensayo. Toco sin miedo al fallo y rápido como un rayo me hallo en las puertas de la percepción. Tengo la ilusión de un mundo diferente, la música es mi diosa y yo, ¡su fiel sirviente!

 Queridos lectores, aquí podéis ver el vídeo promocional de lo que acaba de comenzar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *