Per si no ens tornem a veure

Crítica de Per si no ens tornem a veure

Ya hace unos cuantos años que en Barcelona se desarrolla un talento por los musicales extraordinario y éste se deja ver en todo tipo de propuestas: mastodónticas como las de Dagoll Dagom o La Cubana; algunas que nadan en un punto medio, como las propuestas del Teatre Gaudí o las de Dei Furbi por ejemplo; y luego están las que se palpan de tú a tú, musicales de proximidad. En este ambiente nos encontramos con Marc Sambola, Anna Lagares i Édgar Martínez que en Per si no ens tornem a veure dan un recital de voz y música contándonos una historia naíf sobre el amor, cuya producción corre a cargo de Daniel Anglés, con Alícia Serrat de directora y letrista y el propio Sambola como director musical y compositor de una partitura preciosa.

La historia es como muy Disney, con su punto de azúcar, con dos personajes muy blancos que juegan al juego del amor en una historia de falsas identidades que esconde las inseguridades que provoca el estar enamorado. El texto en sí mismo, sin que sea una crítica negativa, es infantil. No pretende explicar una historia muy, muy elaborada. Es sencilla y minimalista como dijo en su momento el propio Daniel Anglès. Simplemente las idas y venidas en clave cómica de un príncipe y una princesa, quienes se odiaban cuando eran chiquillos, y que ahora se reencuentran, sin reconocerse, cuando huyen de casa, debido a que sus padres han pactado su casamiento. Huyen de una obligación impuesta para descubrir al final que tampoco no era tan mala idea. Un cuento de príncipes y princesas en toda regla. Pero sobre todo es una historia de porque decidimos enamorarnos. Y en eso se fija toda la dramaturgia y las canciones.

Teniendo en cuenta que la historia es un pasatiempo, un vehículo para sus intérpretes, cabe destacar que Édgar Martínez y Anna Lagares saben transmitir la emoción de las canciones, pero también la comicidad sobre todo en las intervenciones con el poeta (personaje recurrente de Sambola al que recurren como consejero) y con el público. Las voces empastan perfectamente una con otra y la química es evidente entre los dos actores. Pero lo mejor de este musical sin duda es el descubrimiento de Lagares. ¡Atentos, amantes de los musicales! Esta joven chica tiene una voz que puede dar para muchos personajes, pero es que además no es un pasmarote, es muy expresiva y tienen una gran vis cómica.

Por otro lado, la partitura musical de Sambola es fantástica, con todo tipo de tonos y punteos, ritmos que suenan medio funkies a texturas más mediterráneas. Las canciones se adaptan a los ritmos (o viceversa), jugando algunas al fraseo y otras buscando el crescendo. Y por supuesto con un par de canciones que sobresalen y que algunos espectadores cantan a la salida, “La decisió” e “Inesperat” (esta última actúa como una especie de coda que se repite). A la salida estos espectadores cantarines tienen la opción de comprar el CD que el mismo Sambola ha producido.

De esta manera Anglès, Serra i Sambola han creado un musical de proximidad entretenido, sencillo, pero con una complejidad vocal y musical que los grandes amantes valoran con entusiasmo.

 

Per si no ens tornem a veure de Alícia Serrat y Marc Sambola.

Dirigida por Alícia Serrat.

Interpretada por Anna Lagares, Édgar Martínez y Marc Sambola.

Musical naif sobre el enamoramiento.

Hasta el 28 de mayo en el Círcol Maldà.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *