TEATRO-COFIDIS-LOCOS-POR-EL-TE-MADRID

Crítica de “Locos por el té”

“Nunca te olvides de sonreír, porque el día que no lo hagas, será un día perdido” (Charles Chaplin)

Y eso bien lo debe saber Quino Falero, director de “Locos por el té”, porque montaje que levanta, montaje que es bien recibido por el público y montaje que hace que salgas del teatro con muy buen sabor de boca y porque hace que te olvides de los problemas cotidianos que puedas tener. Eso es, señores, risa, eso es lo que hace falta, desdramatizar y empaparnos de positividad y de alegría y reírnos, reírnos mucho, reírnos de nosotros mismos y los unos de los otros también. “Alegrías, las justas”, se titulaba uno de sus últimos éxitos que también tuve el placer de ver, pues aquí, les puedo asegurar que no han escatimado ni director ni actores en darnos alegrías y han sacado a pasear todo su talento.

Una texto rápido, ágil, sin demasiada complicación más que el perfecto tempo de la comedia, es lo que hace que ésta obra brille sin necesidad de alardeos ni grandes cosas, solamente la precisión de unas buenas interpretaciones y la concentración de los actores en un vodevil dónde el caos y el equívoco se entremezclan y crean una atmósfera de auténtica confusión en el inminente estreno teatral que nuestro reparto prepara bajo las órdenes de una auténtica loca directora inglesa (y no tiene por qué serlo en éste orden).

Reparto encabezado por María Luisa Merlo que interpreta a una conocida y endiosada actriz a la que ya el éxito le sonríe poco y más bien se ve abocada a trabajar en lo que puede y no en lo que quiere, ésta vez ha ido a parar a ésta disparatada compañía en la que le harán perder los nervios más de una vez. Le acompaña Juan Antonio Lumbreras muy de cerca, que disfruta y transmite su arte y genialidad durante toda la obra, hay que decir que es el auténtico protagonista del montaje y descubrimiento para mí de un gran cómico al que por supuesto estaré encantado de seguir en otras obras de ahora en adelante. Ángel Burgos, José Luis Santos, Rocío Calvo, entre otros, dan vida a los demás personajes de ésta alocada historia y hacen que el respetable se desternille en sus butacas.

No lo piensen más, buenísima elección si cabe para éste fin de semana. Busquen acompañante si es que lo no tienen ya y vayan al teatro, para ver y vivir historias de cerca que nunca les dejarán indiferentes. Si ya lo decía “La Lupe”…

“Teatro. Lo tuyo es puro teatro”…

Y recuerden que…el espectáculo siempre debe continuar.

¡Arriba el telón!

 

Teatro Cofidís Alcázar. Sin fecha de salida.

Intérpretes: María Luisa Merlo, Juan Antonio Lumbreras, Rocío Calvo, entre otros…

Dirección: Quino Falero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *