Crítica de ‘A cielo abierto’

2

a-cielo-abierto

A Cielo Abierto, transcurre en un frío loft en la periferia de Londres. Cuenta la historia de amor atormentada a la vez que tierna entre dos amantes; Tom, un viudo empresario capitalista y multimillonario, propietario de múltiples restaurantes que roza los 60 años y Kyra, una joven maestra comprometida con los más desfavorecidos de la sociedad. Justo esta diferencia, la incompatibilidad de valores, de sus diferentes formas de ver el mundo y entender la vida será el freno para retomar su relación, su segunda oportunidad.

Skylight, es el título original de la pieza, escrita por el dramaturgo inglés David Hare. Un texto asombroso y admirable que trata de temas  actuales de tipo social y político. Da la sensación de que Hare estuviese mirando por un agujerito hacia el futuro cuando escribió esta obra, ya que se parece bastante a la triste situación de la España actual; pero no en forma de discurso sino todo lo contrario, lo narra mediante el amor  vivido entre Tom y Kyra.

Esta obra de gran y exitoso rodaje se estrena en 1995, en el National de Londres. En el 2003, Ferrán Madico la lleva a los escenarios Catalanes y es ahora, en el 2013, cuando José María Pou retoma la obra como director y actor en el Teatro Español de Madrid.

Tom y Kyra son reales, de carne y hueso. Ambos tienen argumentos potentes, que convencen y llegan al público, pero también dejan en evidencia sus debilidades. Un diálogo crudo y real que te lleva de la mano a través de todos los sentimientos.

Un trabajo de dirección fino, hasta en el mínimo detalle; que da una calidad suprema al espectáculo. Las dos horas y media más cortas de la historia del teatro. Un juego de ritmos maravillosos; por momentos pausados y de repente, llegaba el huracán. Desde las butacas un público totalmente entregado a este sin fin de emociones.

Un José María Pou como siempre extraordinario; un trabajo actoral orgánico, visceral. Al instante se convertía en un salvaje, una bestia pero sin dejar atrás su lado más tierno, más humano. Un hombre, que al fin y al cabo está enamorado, que sufre, que siente y padece; un hombre tan infeliz y tan pobre que solo tiene dinero. En definitiva, una actuación impecable.

Pocos minutos le faltaron a Nathalie Poza para entrar en perfecta sintonía con el personaje. Cierto es que su primera aparición fue buena, correcta, pero al instante, sobre todo en el segundo acto, ya se sentía a Kyra. Una actuación excelente, una mujer luchadora, enamorada, con sus flaquezas y miedos, que busca su propio lugar en el mundo.  Real y  cercana que ponía los pelos de punta.

Sergi Torrecilla representa en la obra a Edward, el hijo de Tom. Tiene un papel pequeño, casi parece que se puede prescindir de él, pero cuando reposas la historia, te das cuenta que es la guinda del pastel. Este personaje simboliza la esperanza, que no está todo perdido, y finalmente el público se puede ir a casa con un buen sabor de boca. Sergi lo representa fantásticamente, dándole mucha frescura y juventud a la obra.

Tom Sergeant ­– José María Pou
Kyra Hollis – Nathalie Poza
Edward Sergeant – Sergi Torrecilla
Dirección – José María Pou
Teatro Español  

2 Responses

  1. serge

    Muchas gracias Romina.. Teniamos dudas pero nos has ayudado a decidirnos…obviamente iremos!! Genial critica….:-D

    Responder
  2. Adrián

    Hola Romina,
    Tenemos una visión muy similar de ‘A cielo abierto’. Quizá te interese echarle un vistazo a mi comentario sobre este obrón:
    Un saludo a todos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *